La sede de la fundación está cerrada desde el inicio de la cuarentena.


La pandemia del Coronavirus obligó a varias ONG cerrar las instalaciones y atender a sus miembros a través de las líneas telefónicas o virtuales. La Fundación Mi Lugar es una organización dedicada a atender a las mujeres que sufren violencia de género en la ciudad de La Calera.

La psicóloga Denisse Brochero (M.P.: 10994), profesional de la Fundación, en diálogo con Vía La Calera, aseguró que: “se han mantenido el contacto con las víctimas a través de las líneas telefónicas” y el coordinador “está evaluando un protocolo para volver físicamente a la sede”. “La idea es respetar la situación sanitaria, no exponer a las personas y que se contagien”, afirmó Brochero.

Desde el inicio de la cuarentena, hubo un incremento de la violencia de género. En el Polo de La Mujer se reciben entre 300 y 350 llamadas por día, y previo a la pandermia, era entre 50 y 60 llamadas.

Ante la pregunta de las posibles razones del incremento, la profesional de la Fundación Mi Lugar explicó que “tiene que ver con las dinámicas familiares, con los vínculos que tienen. Según los vínculos que han creado, hay familias con vínculos buenos y saludables, y han aprovechado el tiempo. Y hay familias con vínculos malos, que han aumentado las situaciones de conflictos.”

También expresó la preocupación del aumento de la violencia familiar: “Hay niños, niñas y adolescentes que pueden estar sufriendo situaciones de violencia y hoy, han perdido sus redes: la escuela, los centros de salud”.

Por último, dejó claro que las autoridades judiciales y policiales se las han capacitado con la Ley Micaela y que tienen la obligación de tomar la denuncia de aquellas mujeres que se acercan a la unidad judicial.




Comentarios