Después que a nivel local estallaran las críticas al proyecto de ley nacional que propone una disminución en las tarifas del gas para conglomerados de las provincias de Buenos Aires, Mendoza, San Juan, San Luis y Salta, la diputada nacional del Frente de Todos por Jujuy, Carolina Moisés, dijo que se “trabaja fuertemente” para incluir a localidades de la región de la Puna en los alcances de la iniciativa que lleva la firma de Máximo Kirchner.

La legisladora aseguró que “para que los puneños paguen menos el gas” se está “trabajando fuertemente en el bloque del Frente de Todos para garantizar la inclusión de la zona de la Puna, en la provincia de Jujuy, en futuros subsidios al consumo de gas”.

El proyecto de ley denominado “Zonas Frías” presentado por el presidente del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos, propone la disminución de tarifas de gas en diversas localidades de Mendoza, San Juan, San Luis y Salta.

ENTRE “CONVERSACIONES” Y MUTUOS REPROCHES

En ese marco, Moisés sostuvo que se mantiene “conversaciones”, las cuales se realizan “en el marco del debate en torno a una iniciativa del compañero Máximo Kirchner, que busca ampliar las zonas comprendidas con reducciones de los importes de las facturas”, refirió.

Respecto de las críticas de la oposición, la sampedreña reclamó “que los radicales y macristas que condenaron a los jujeños a congelarse, dejen de sobreactuar en los medios” y disparó: “Es patético que cacareen los que durante su desgobierno hicieron congelar a jujeños y jujeñas con sus feroces tarifazos en las facturas de gas y electricidad”, para luego sostener que el Gobierno central “tiene la sensibilidad y el compromiso para reparar lo que otros rompieron”.

El proyecto de ley para las Zonas Frías del país busca “un cambio de paradigma en relación a lo que se hizo en cuatro años del gobierno de Juntos por el Cambio con las tarifas”, argumentó días atrás el diputado Kirchner, al tiempo que sostuvo que la disminución de tarifas “sirve para mejorar la calidad de vida a los argentinos y argentinas”.

De convertirse en ley el beneficio, alcanzaría a unos tres millones de personas de al menos 50 localidades bonaerenses además de conglomerados de las provincias Mendoza, San Juan, San Luis y Salta, con la posibilidad de sumar a parajes de la provincia de Jujuy si prosperan las “conversaciones” que mencionó Moisés.