En una ejemplificadora actitud de compromiso con el ambiente y su propio entorno, integrantes de las comunidades de Varas y Cianzo -situadas a más de 120 km al norte de San Salvador de Jujuy, en la Quebrada de Humahuaca- participaron en una jornada de preservación que consistió en el recorrido, limpieza y remediación de unos 20 kilómetros de caminos en la región, trayecto a lo largo del cual se observaba gran cantidad de residuos volátiles y contaminantes.

La acción fue motorizada por el Ministerio de Ambiente provincial junto con las comunidades y tomaron parte medio centenar de vecinas y vecinos que “decidieron mejorar las condiciones de esos caminos que atraviesan paisajes majestuosos de la Quebrada de Humahuaca”, indicaron voceros oficiales.

El área en la que se trabajó comprendió la zona de Honduras, Abra de Zenta, Abra Ypelau, Ricón del Zenta, Chiquillo, Ciénega y Queñual; para el lado oeste: Abra y Cruz, Abra y Toma, límite con Aparzo y Arrollo de Toma; y en dirección norte, al límite con Palca Entre Ríos, Campo Colorado, Puerta de Zenta, hasta la zona sur al límite con Hornocal.

Todo el material recolectado fue cargado en un camión volquete de la Municipalidad de Humahuaca que acompañó la jornada de saneamiento ambiental.

Vecinos y funcionarios durante la jornada de gestión ambiental concretada con las comunidades de Varas y Cianzo.(Archivo Vía Jujuy)

Los integrantes de las dos comunidades y sus referentes también fueron parte de un espacio participativo, de intercambio y diálogo con funcionarios provinciales encabezados por la ministra de Ambiente María Inés Zigarán.

En ese marco reflexionaron sobre los materiales contaminantes que fueron hallados desperdigados al aire libre, las causas, las consecuencias y la forma de evitar que esta situación vuelva a producirse, intercambiando “puntos de vista en relación a los impactos negativos de estas prácticas, en términos ambientales, para la salud del ecosistema y para las personas”, señalaron las fuentes.

Acompañando a los pobladores estuvieron el secretario provincial de Calidad Ambiental, Pablo Bergese; el presidente de la comunidad de Cianzo, Juan Lamas; equipos de la Municipalidad de Humahuaca y jóvenes del programa “Cuidadores de casa común”.

En el transcurso del espacio participativo los asistentes intercambiaron opiniones sobre medidas que se podría implementar para revertir esas conductas, como por ejemplo la reducción en el consumo de productos con muchos empaques, la separación de los materiales reciclables, la reutilización y el compostaje de materia orgánica, entre otras.

En otra etapa de la jornada los funcionarios entregaron plantines de árboles nativos que serán distribuidos en las comunidades de Varas y Cianzo, a la vez que hicieron entrega formal de carteles informativos sobre el cuidado del ambiente que serán instalados en puntos estratégicos.

En esa cartelería se lee el mensaje “Cuidemos nuestro ambiente. Prohibido arrojar basura (Ley N° 5954)”

Explicaron los referentes ministeriales que “estos productos de comunicación tienen el propósito de informar a los visitantes y pobladores que está prohibido arrojar basura en los costados de los caminos y evitar futuras situaciones de contaminación en uno de los sitios naturales y paisajísticos de gran valor en el norte de la provincia”.

Los voceros oficiales destacaron finalmente que todas las actividades desarrolladas a lo largo del día fueron cumplidas respetando los protocolos de bioseguridad establecidos a nivel nacional y provincial por la pandemia del coronavirus Covid-19.