Con miras a las próximas elecciones legislativas, y lejos de quedarse en la crítica -como cuando con dureza afirma que “el PJ de Jujuy padece una profunda crisis de identidad y conducción política”-, el dirigente José Luis Martiarena se puso el propósito de “conducir al peronismo de Jujuy para volver a Perón y a la Doctrina”.

Para ello presentó en sociedad el Movimiento Peronista de Jujuy, definido como “un espacio integrador para recuperar la identidad peronista, reconstruir el peronismo de Jujuy y ofrecer a la ciudadanía jujeña una alternativa electoral para este año”.

“Desde mi legitimad política, militancia y trayectoria voy a conducir al peronismo de Jujuy para volver a Perón y a la Doctrina, y para revalorizar la militancia, a las mujeres peronistas y a los jóvenes peronistas, que para mi son el presente”, dijo Martiarena en un acto realizado en el barrio Islas Malvinas de esta capital, con la presencia de militantes y dirigentes.

"Perón nos habla de hacer una revolución justicialista en paz, y la revolución no se hace con violencia ni con métodos anarquizantes", definió Martiarena.(Archivo Vía Jujuy)

“Vengo a hablarles claro del presente y del futuro del peronismo jujeño y de Jujuy, que son razón de mi vida y la razón de mi lucha”, les dijo en ese marco, al tiempo que propuso: “Voy a conducir el peronismo de Jujuy buscando incluir, integrar y recuperar a todos aquellos compañeros y compañeras que por distintos motivos se fueron y deben volver. Y los voy a buscar donde estén -prometió-, para que sean parte de la recuperación peronista que ya está en marcha”.

En ese sentido dijo que su intención es “organizar las fuerzas del Movimiento Peronista de Jujuy, y para que no haya proscripciones empezaremos a conformar un amplio Frente Peronista Provincial para participar activamente en las próximas elecciones”.

Luego, y exponiendo con claridad su perspectiva, avisó que “no comparto eso del peronismo sin Perón, eso es cualquier otra cosa pero no es peronismo”, plano en el que recordó que “el general Perón decía que el peronismo, más que un partido político es un gran movimiento, y el PJ es solo una herramienta electoral”, apuntó.

“No queremos nunca más en Jujuy la violencia ni la prepotencia”

De la actualidad provincial, Martiarena opinó que “Jujuy no tiene un rumbo de crecimiento y desarrollo que le dé esperanza a los jujeños, no hay un proyecto de provincia ni políticas públicas eficaces por la educación y el trabajo”, por lo que “desde el Movimiento Peronista y entre todos vamos a debatir, proyectar y construir un proyecto transformador para Jujuy que renueve la esperanza jujeña”.

Más adelante, en un mensaje que pareció tener destinatarios específicos, el actual diputado nacional dejó en claro que “no queremos nunca más la violencia y la prepotencia en Jujuy” y en cambio postuló “un Jujuy donde haya convivencia democrática y se pueda debatir con pasión el presente y el futuro, donde se pueda vivir en la coincidencia y en la disidencia, pero donde todos sin excepción seamos esclavos de la ley”, citando entonces la máxima peronista “Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada”.

“Perón nos habla de hacer una revolución justicialista en paz, y la revolución no se hace con violencia ni con métodos anarquizantes”, advirtió con firmeza, y para que no queden dudas ratificó su posición de que “no queremos nunca más en Jujuy la violencia ni la prepotencia que provocó un gran daño institucional, y rechazamos toda forma de violencia política, social y familiar, venga de donde venga”, remarcó.

Importante concurrencia de militantes y dirigentes en el acto de lanzamiento del Movimiento Peronista de Jujuy, en el barrio Islas Malvinas.(Archivo Vía Jujuy)

En cuanto a su perfil político, planteó que “hay quienes desde el resentimiento me cuestionan por portar un apellido histórico del que me siento orgulloso y al que supe responder en todo momento, lo que me permite -aseguró- salir a la calle y caminar libremente por mi ciudad y mi provincia”.

Sostuvo asimismo que “tuve un gran maestro político, mi padre José Humberto Martiarena, quien fue discípulo y brazo derecho de Perón. Él me transmitió sus valores, su honestidad y su conducta peronista”, señaló, a la par de afirmar que “fue el más grande de la política de Jujuy de todos los tiempos”, muestra de lo cual es que “fue distinguido por el Honorable Senado de la Nación como un eminente parlamentario”, evocó.

Por último, en el tramo final de su alocución, el exintendente y diputado provincial (m.c.) renovó sus compromisos y convocó a la concurrencia a acompañarlo “a que recorramos juntos este camino diferente y superador para enaltecer, dignificar y honrar al pueblo jujeño”, concluyó.