Autoridades de ambos países fijaron una hoja de ruta para la reciprocidad en salud y destacaron avances en materia de energía y de transporte


Además de acordar una hoja de ruta para avanzar en la reciprocidad en asistencia sanitaria, los Gobiernos de Bolivia y Argentina abordaron este lunes otras cuestiones bilaterales en temas como energía y transporte.

La Tercera Reunión Técnica Bilateral de Vicecancilleres, celebrada por ambos países en la ciudad boliviana de Santa Cruz, estuvo presidida por la viceministra de Relaciones Exteriores de Bolivia, Carmen Almendras Camargo, y el subsecretario argentino de Asuntos de América, Leopoldo Sahores.

En ese marco, las autoridades destacaron la conclusión del “Estudio Preliminar del Plan de Desarrollo para la Integración de los Territorios e Infraestructura de Frontera”, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el cual considera de manera integral el diagnóstico de la región y que servirá de base para la construcción de los nuevos puentes internacionales “Yasma” y “La Quiaca – Villazón”.

Asimismo los representantes de ambos países trataron la modificación firmada este mes en el contrato por el que Bolivia vende gas a Argentina, sobre las condiciones de venta en el acuerdo que mantienen desde 2006 con vigencia hasta 2026.

Este cambio “tiene el propósito de acordar los términos y condiciones de un futuro convenio marco de cooperación e integración energética” entre las dos naciones, destacó la Cancillería boliviana en un comunicado.

Miembros del equipo de trabajo de la vicecanciller Almendras Camargo, exponiendo uno de los varios temas de la agenda prevista.

Asimismo, las delegaciones revisaron el estado de proyectos para la línea de interconexión “Juana Azurduy de Padilla”, “a través de los cuales se establecerá contratos de venta de energía eléctrica a la Argentina”, se indicó.

Por su parte, la ministra de Salud de Bolivia, Gabriela Montaño, y el secretario de Salud de Argentina, Adolfo Rubinstein, “determinaron implementar una hoja de ruta y establecer un grupo de trabajo técnico bilateral“, informó la Cancillería.

El objetivo es avanzar hacia “la pronta suscripción” de un acuerdo bilateral entre ambos países vecinos y de ese modo los bolivianos continuarían recibiendo atención sanitaria universal y gratuita en Argentina y lo propio comenzaría a aplicarse para los argentinos en Bolivia, por efecto de un convenio de reciprocidad que podría estar listo en el transcurso de los próximos seis meses.

El caso del músico jujeño Manuel Vilca, que tuvo que pagar una importante cantidad de dinero para recibir asistencia sanitaria en Bolivia y luego poderr abandonar el país generó una queja del gobernador Gerardo Morales, dirigida al presidente boliviano Evo Morales, en demanda de ese trato recíproco.





Comentarios