Después de conocerse la confirmación de que el jefe de obra y el responsable de Seguridad e Higiene de la empresa Rovella Carranza, más el inspector asignado al proyecto, habían sido detenidos este martes, pudo saberse que el número dos en la jerarquía del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA), Alejandro Ávila Gallo (foto), se reunió con el fiscal Alejandro Bosatti, que lleva adelante los trámites de la causa judicial abierta para dilucidar el hecho y determinar responsabilidades.

Ávila Gallo es subadministrador del organismo nacional y llegó a San Salvador de Jujuy acompañado por la gerente de Asuntos Legales, Gabriela Tamame. Ambos tomaron contacto con el funcionario judicial para comunicarle "la total predisposición del Ente para contribuir al esclarecimiento de los hechos y de las responsabilidades".

En ese marco, previo a las medidas hechas efectivas hoy, los enviados del ENOHSA habían manifestado al Fiscal que venían a ponerse "a disposición de la Justicia para cualquier requerimiento adicional que contribuya a la investigación", lo mismo que el inspector Gustavo Oviedo.

Cabe indicar que sobre los tres detenidos -jefe de obra, responsable de Seguridad e Higiene, e inspector de obra- pesa la imputación por el delito de homicidio culposo agravado por el número de las víctimas, y lesiones culposas.