Fuentes del Ministerio Público de la Acusación acaban de confirmar que "por haberse detectado incumplimiento a las normas de seguridad" en el escenario del trágico siniestro laboral de la semana pasada en Alto Padilla, hoy se detuvo a dos integrantes del equipo de trabajo que realiza la obra del acueducto, y a una tercera persona, un inspector, habiendo quedado los tres imputados por el delito de "homicidio culposo agravado por el número de las víctimas, y lesiones culposas".

Pudo saberse que en horas de esta mañana personal de la Policía de la Provincia hicieron efectiva la detención del jefe de Obra de la empresa Rovella Carranza y del responsable de Seguridad e Higiene de la Obra de la constructora, como también se detuvo al inspector de Obra.

Si bien no se dio a conocer los nombres de los detenidos, se informó que sobre los tres pesa la imputación por el delito de homicidio culposo agravado por el número de las víctimas, y lesiones culposas.

Indicaron los voceros judiciales que la medida fue ordenada como consecuencia de "haberse detectado incumplimiento a las normas de seguridad contenidas en los pliegos de licitación, y en la ley de riesgo de trabajo, y resoluciones emitidas por la Superintendencia de Riesgo de Trabajo de la Nación, en especial la resolución Nº 503 del año 2014".