La reciente ola de femicidios ocurridos en Jujuy, cuatro en menos de un mes y ocho en lo que va del año, obligó a los actores políticos y sociales de la provincia ponerse a trabajar en una normativa que incluya acciones urgentes para la prevención, atención y asistencia de las víctimas de la violencia de género.

Así es como colectivos de mujeres, diversidades y ONG, respondiendo a una convocatoria de la Legislatura provincial expusieron entre jueves y viernes ante la Comisión de Igualdad de Género sus propuestas para el proyecto de ley que declarará el estado de emergencia por violencia de género en Jujuy.

En tanto, está previsto que el lunes la Comisión parlamentaria reciba a familiares de víctimas de femicidios.

En este marco, referentes de la Multisectorial de Mujeres y Disidencias de Jujuy presentaron "nueve medidas urgentes con la firma de 3.000 personas" para que sean incorporadas a la ley de Emergencia y plantearon las necesidad de creación de Juzgados de Violencia de Género en todas las regiones de la provincia.

La abogada Mariana Vargas (izq.) sostuvo en su exposición que "todo femicidio es evitable".

"Todo femicidio es evitable, y con estas medidas podemos lograr que dejen de morir las mujeres en la provincia", dijo la abogada Mariana Vargas, referente de "Mujeres Unidas en Lucha" e integrante de la Multisectorial.

Sobre el aspecto judicial, recordó que "el gobernador (Gerardo Morales) dijo que iban a funcionar seis juzgados de violencia de género, pero solo hay dos".

"Los juzgados especializados de violencia de género no existen como tales en la provincia a pesar de la ley que los crea en el 2015", se quejó Vargas y pidió que funcionen exclusivamente para atender este tipo de violencia.

En ese sentido, las activistas solicitan "medidas concretas, porque estamos en un profundo retroceso en lo que hace al tratamiento judicial de la violencia de género".

Por su parte, el Movimiento "Ailén Chambi" propuso abrir refugios para las víctimas de la violencia de género donde puedan encontrar contención y recibir asistencia alimentaria y subsidios del Estado.

"Nuestro primer pedido es sobre la necesidad de abrir refugios para víctimas de violencia de género y discriminación con el pretexto en identidad de género y orientación sexual, en cada localidad o región", dijo Marina Vilte, integrante de la ONG.

Sostuvo que "esta circunstancia no puede tener como techo de duración 48 horas porque en ese lapso es imposible desentrañar un problema estructural de múltiples facetas, tipos y modos".

La Comisión de Igualdad de Género de la Legislatura escuchó aportes de numerosas entidades con vistas a incorporar la mirada de todos los sectores, sus opiniones y conocimientos sobre la problemática que afronta la provincia.

La organización también solicitó la disposición de módulos alimentarios "para socorrer a las víctimas en casos de violencia y discriminación, con independencia de la cartera social de la provincia" y "la formación obligatoria y certificada por órganos de control" para jueces, personal judicial, funcionarios, personal de salud y de seguridad para asegurar un trato digno y respetuoso, sin revictimización".

En tanto, Periodistas Feministas de Jujuy piden incorporar al proyecto de ley la temática del abordaje de la información sobre violencia de género.

"Los medios de comunicación tienen un rol clave en el tratamiento de los temas que aquí nos ocupa, sin embargo, a menudo, se mantienen viejos vicios que es necesario erradicarlos", expuso la periodista Mariana Mamaní.

"El proyecto debe contener un capítulo dedicado al tema el tratamiento informativo que prevea convenios con la Defensoría del Pueblo y el Ministerio de Mujeres y con áreas de Género de la Universidad Nacional de Jujuy para llevar adelante capacitaciones periódicas y obligatorias para los medios", dijo la también integrante de ese espacio, Gabriela Tijman.