La crítica situación por la pandemia provoca un fuerte cruce mediático.


Legisladores oficialistas y funcionarios provinciales acusan a sectores kirchneristas de Jujuy de “usar la pandemia” para “desestabilizar”, tal como se desprende de declaraciones hechas, por ejemplo, por los diputados nacionales Jorge Rizzotti y Gabriela Burgos, los diputados provinciales Alberto Bernis y Santiago Jubert y el ministro de Salud Gustavo Bouhid.

En efecto, el diputado Rizzotti condenó “el rol que están cumpliendo algunos dirigentes políticos que, dentro de un esquema estratégico pergeñado desde el kirchnerismo más duro que hoy ocupa lugares de poder en el contexto nacional, pierden la visión de la construcción colectiva y profundizan lo que nos separa”.

En ese sentido le puso nombre y apellido a su denuncia cuando señaló al “senador Guillermo Snopek fogoneando en cada espacio del Senado la intervención al Poder Judicial de la provincia” y a “la diputada Carolina Moisés reforzando su mezquindad en la construcción, profundizando la grieta y sosteniendo lo insostenible: es evidente que buscan desprestigiar al Gobierno provincial”, aseguró Rizzotti.

Los diputados nacionales Jorge Rizzotti y Gabriela Burgos (UCR-Jujuy).

Por su parte, la diputada Burgos sumó su voz para acusar a sectores kirchneristas jujeños de utilizar la pandemia para “hacer politiquería barata” e “intentar desestabilizar al Gobierno” de la provincia “sin llevar propuestas para trabajar juntos”.

La legisladora sostuvo que “un grupito encabezado por algunos legisladores nacionales se aprovecha de una situación delicada y dolorosa para alarmar a la ciudadanía difundiendo información maliciosa, a medias, descontextualizada y, hasta en algunos casos, errada, restando en vez de sumar”.

También asumió la defensa del gobernador Gerardo Morales -a su vez uno de los 1.127 casos activos de coronavirus en Jujuy– aseverando que el mandatario “no se apartó bajo ningún aspecto y continúa al frente de la lucha contra el Covid-19, y ese es el mejor ejemplo que nos pueden dar, con la responsabilidad social e individual de todos”, sostuvo Burgos.

Los diputados provinciales Alberto Bernis y Santiago Jubert (UCR).

En tanto, el jefe del bloque de diputados provinciales de la UCR, Alberto Bernis, también en vez de retórica eligió ser concreto y dar nombres, cuestionando al médico Carlos Gaspar y a la licenciada Celina Castellón, quienes a través de diferentes medios han criticado con dureza la política sanitaria de la provincia.

“Gaspar fue candidato a intendente del espacio ultra K en San Pedro de Jujuy, mientras que Castellón no tiene representatividad dentro del Colegio de Enfermeros. Son militantes políticos que ofenden al pueblo y desmerecen el trabajo de sus propios compañeros de trabajo”, opinó el legislador, al mismo tiempo de sentenciar que “lo de Castellón y Gaspar es muy peligroso, porque agravia a los trabajadores que están en la primera línea de combate de la pandemia.

“El coronavirus no distingue estatus ni geografía, es de miserables y oportunistas pretender endilgarle la responsabilidad de los efectos de la pandemia al Gobierno provincial”, afirmó luego, y completó aseverando que “desde el primer momento, incluso antes que Nación, (la Provincia) tomó decisiones para fortalecer el sistema de salud provincial y capacitar al personal”.

Gustavo Bouhid, ministro de Salud de Jujuy.

A su vez el diputado Jubert se quejó de que “desde un espacio pequeño de la oposición no entienden que con sus falsedades desprestigian el trabajo de los profesionales de la salud, técnicos y personas que arriesgan su integridad para que los jujeños podamos superar esta pandemia”.

En opinión del diputado radical, “está claro el mensaje desestabilizador de un sector minúsculo de la oposición que busca generar pánico en los jujeños, esparciendo información falsa, maliciosa e irresponsable”, expresó.

En la misma línea, el ministro de Salud provincial, Gustavo Bouhid, no sin reconocer que “la situación es muy complicada” por la propagación de la enfermedad, afirmó enfáticamente que “está montada una campaña de desprestigio” a través de “testimonios de militantes que están en los hospitales”, denunció.




Comentarios