Autoridades y vecinos buscan detener el tráfico ilícito para evitar contagios de Covid-19.


En la jurisdicción de La Quiaca, fuerzas de seguridad nacional y provincial están abocadas a erradicar el contrabando de mercadería -principalmente hojas de coca- por pasos no habilitados en la frontera con Bolivia, “para evitar contactos” con personas de dicho país, dado el grave panorama que se registra en la vecina localidad de Villazón por la pandemia de Covid-19. 

Pero un aporte significativo en estas acciones es la determinación de grupos de vecinos que, preocupados por la situación y consustanciados con la necesidad de sostener medidas para contrarrestar la propagación del coronavirus, se han organizado para vigilar que no haya tránsito en pasos ilegales que existen a lo largo de la línea limítrofe.

“Estamos luchando para evitar el contrabando de mercadería en la frontera, que era lo que se venía haciendo por menudeo en condiciones normales”, describió el intendente local Blas Gallardo, a la vez de reconocer que “hoy por hoy, este menudeo de exportación a gran escala se lo está haciendo y es una práctica ilegal”.

La frontera entre La Quiaca -284 km al norte de San Salvador de Jujuy- y la ciudad boliviana de Villazón siempre se caracterizó por tener una actividad comercial muy fluida, pero tras el cierre total del paso internacional en marzo pasado se detectó a ciudadanos bolivianos cruzando por pasos no habilitados, en muchos casos para transportar mercadería.

El propio intendente de La Quiaca, Blas Gallardo (izq.), en su condición de bioquímico, colaboró en los operativos de testeos en busca de Convid-19 en su ciudad.

“Una familia no compra diez cajas de aceite; a lo sumo compra una caja de aceite y se abastece”, afirmó Gallardo, que pidió a los vecinos “evitar el consumo de hojas de coca” teniendo en cuenta además el decreto del Ejecutivo provincial que impone multas a toda persona que introduzca hojas de coca al territorio provincial mientras dure la emergencia sanitaria y epidemiológica por la pandemia.

“A ningún comerciante se le está prohibiendo la venta mayorista, pero evitemos el contrabando de mercadería por el simple hecho de evitar el contacto”, exhortó el jefe comunal.

En ese mismo marco Gallardo llamó a la “conciencia social” de los quiaqueños “para cuidar la situación sanitaria” ya que la ciudad fronteriza “no registra circulación autóctona” de coronavirus como sí ocurre en la vecina Villazón.

Alertados de esto, muchos vecinos de La Quiaca se organizaron en cuadrillas para colaborar con los controles por pasos no habilitados, lo que fue bien recibido por las autoridades municipales.

Equipos de la Provincia realizan una exhaustiva tarea de vigilancia epidemiológica en La Quiaca.

Por otro lado, la Policía de La Quiaca advirtió que aplicará multas a quienes circulen sin el permiso de rigor y procederá a la incautación de mercadería que sea transportada en vehículos no autorizados, de acuerdo al Artículo 108 del Código Contravencional.

Asimismo se informó de una disposición para que todos los efectivos policiales que viven en zona de frontera se reporten únicamente a la Unidad Regional 5 con asiento en La Quiaca.

“Se trata de una recomendación sanitaria con la que se procura regionalizar a la Policia” con un fin preventivo, según informó el Comité de Emergencias local.

En Jujuy, ante síntomas de fiebre, tos, malestar general y dificultades respiratorias, llamar al 0 800 888 4767 o al 0800 777 7711.




Comentarios