Dos efectivos con Covid-19 afrontarán demandas penales por presunto contrabando.


El informe N° 104 del Comité Operativo de Emergencias (COE) tuvo esta noche dos ejes, uno referido al panorama epidemiológico de la provincia de Jujuy, en lo que se comunicó la detección de ocho nuevos casos de contagios, llevando a 50 la cifra oficial.

Más tarde se informó de fallecimiento de una paciente diagnosticada este mismo lunes, una mujer de 85 años que había llegado al hospital “San Roque” procedente de Perico, con un severo cuadro agravado por serias enfermedades preexistentes.

Pero otro eje de la exposición encabezada por el gobernador Gerardo Morales estuvo centrado en las implicancias judiciales a las que se enfrentan ahora dos policías que contrajeron la enfermedad presuntamente durante su presencia en La Quiaca, hoy por hoy la zona roja de la provincia dada su vecindad con la localidad boliviana de Villazón, donde de hecho se asume que hay circulación comunitaria de Covid-19.

Efectivos policiales son testeados en La Quiaca, presunto epicentro de una serie de contagios entre miembros de la fuerza de seguridad.

La súbita propagación del virus, que encuentra una explicación preliminar en los desplazamientos de efectivos policiales, comenzó a notarse el martes de la semana pasada, cuando todavía el registro de la provincia no llegaba a la decena de casos positivos.

Después que se reportara la infección viral de un policía y su hermana que concurrieron a la consulta médica por una supuesta gripe, se desencadenó una sucesión de diagnósticos positivos que, como un juego de fichas de dominó, cobró velocidad y en menos de una semana pone el registro histórico desde el inicio de la pandemia, en medio centenar de casos positivos.

De esta forma, el cuadro numérico del panorama epidemiológico elaborado por el COE reportó que hasta esta noche se tiene por confirmados 47 casos de Covid-19 locales -de los que cinco ya se han recuperado y uno es un fallecido– y tres casos de pacientes en tránsito -dos de ellos recuperados-; y dos casos considerados sospechosos.

En cuanto al otro eje de la presentación, fue el propio gobernador Morales quien, un tanto apesadumbrado, anunció que había dispuesto que sea presentada “una demanda penal para que la Justicia investigue el caso 1 y el caso 2 de los policías” enfermos de coronavirus, en la suposición de que la ola de contagios podría tener origen en las maniobras de un presunto contrabando de hojas de coca.

Informe de última hora dando cuenta el segundo fallecimiento provocado por el Covid-19 en Jujuy.

“Hemos presentado una demanda penal para que la Justicia investigue”, debido a que “hay un par de horas -del día que los policías estuvieron en La Quiaca- que no sabemos qué ha pasado”, reveló el Gobernador.

“No tenemos la certeza que no hayan cruzado la frontera o que no hayan comprado coca en algún lugar y se contagiaron, que es otra de las hipótesis”, agregó, no sin admitir que “desde que iniciamos la investigación había cosas que no nos cerraban”.

Sin dejar de poner a salvo a la institución y poniendo en relieve que la fuerza provincial está prestando un valioso servicio en las actuales circunstancias sanitarias, Morales señaló que si los policías ahora investigados “han actuado bien tienen que estar tranquilos, y si han actuado mal van a tener que tener la fortaleza de luchar”, añadió el mandatario, a la vez de afirmar que “vamos a hacer todo lo posible por salvarles la vida, pero también tenemos que saber la verdad”, remarcó.

La denuncia fue asentada en el Ministerio Público de la Acusación de Jujuy y se extenderá en los fueros federales “porque es bastante grueso el problema que tenemos”, dijo el Gobernador.

Este lunes Jujuy llegó a la cifra récord de cincuenta casos positivos de Covid-19.

En ese sentido, el ministro de Seguridad, Ekel Meyer, agregó que durante estos días se realizó una “investigación interna” que derivó en la denuncia penal “para deslindar las responsabilidades”.

Ratificó que “se está investigando la posibilidad de la adquisición, de compra o de paso de hojas de coca desde la ciudad de Villazón” y señaló que en un principio “creemos que hay una línea, que puede haber algún tipo de relación con la adquisición de coca” y eso deja abierto un espacio de que “puede haber o no relación con los contagios”.

Hasta este lunes eran 22 los efectivos policiales infectados de coronavirus y se sigue trabajando en la reconstrucción de sus ramas de contactos para el correspondiente seguimiento epidemiológico en busca de contagios.

En Jujuy, ante síntomas de fiebre, tos, malestar general y dificultades respiratorias, llamar al 0 800 888 4767 o al 0800 777 7711.




Comentarios