La medida se extiende por 60 días y promueve que adhieran los municipios.


A partir de una propuesta presentada por el diputado Luis Cabana, del bloque Frente de Todos – PJ, con los dos tercios de los legisladores presentes la Cámara de Diputados sancionó la ley 6.154 de “emergencia laboral”, que garantiza la estabilidad laboral de los agentes de la administración pública mientras dure la pandemia.

“Esta herramienta asegurará la fuente laboral de los empleados públicos de la provincia”, señaló el autor del proyecto tras su sanción. Su vigencia se extenderá por un plazo de 60 días e invita a todos los municipios de la provincia a adherirse a la norma.

El proyecto de ley fue incluido en el orden del día de la tercera sesión ordinaria del cuerpo, oportunidad en la que Cabana abogó por resguardar la “vigencia de los convenios laborales existentes” entre el Poder Ejecutivo y los empleados de ese sector.

Intervención del diputado Luis Cabana durante la tercera sesión especial de la Legislatura de Jujuy, en la que sancionó una ley de “emergencia ocupacional” que prohíbe el despido de empleados estatales y contratados de la administración pública provincial, con una vigencia de la norma por 60 días.

La norma, que contó con la adhesión de todas las fuerzas políticas del parlamento local, alcanza a todos los trabajadores de la administración pública provincial “sin importar la modalidad contractual, ni la fecha de ingreso al empleo”, aclaró el legislador justicialista.

Asimismo, puntualizó que los contratos de trabajadores con vencimiento, “serán renovados automáticamente por el plazo de dos meses, salvo justa causa de otra decisión, no sin antes realizar los documentos y sumarios pertinentes”.

La iniciativa invita a los municipios de la provincia a adherir a esta resolución orientada a sostener la estabilidad laboral de los los trabajadores estatales, en medio de la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus Covid-19.

“Lo que se busca es garantizar, en estos tiempos de pandemia, la estabilidad laboral”, sostuvo Cabana, al tiempo que llamó al gobernador Gerardo Morales, a “garantizar los salarios”, porque esos haberes son “los que motorizan el comercio, por lo tanto nunca vamos a aceptar una reducción salarial”, remarcó.

La propuesta antidespidos cosechó también el respaldo de los legisladores del oficialismo, quienes juzgaron “razonable” la iniciativa por el “momento que estamos viviendo”, en el marco de la pandemia.

A su vez, los diputados que conforman el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), si bien plantearon algunas objeciones y la inclusión de trabajadores del sector privado, también dieron el visto bueno a la sanción de la nueva ley 6.154.

En el tramo final de la tercera sesión especial y casi sin discusión, los legisladores -que permanecieron con barbijos en sus bancas- aprobaron también el decreto del Poder Ejecutivo que impone un tope salarial de 100.000 pesos para funcionarios y empleados estatales de ese poder del Estado, por el lapso que se extienda la “emergencia sanitaria”.




Comentarios