Una suerte de controversia se está instalando en el país a raíz de que las autoridades sanitarias de las provincias están adoptando criterios disímiles en cuanto al uso de barbijo entre las personas, como medida para evitar un eventual contagio con el coronavirus COVID-19.

Desde que la enfermedad estalló en suelo argentino, es continua la aparición de noticias que dan cuenta de personas que de manera individual o en grupos se abocan a confeccionar este tipo de elemento para proveer al personal de salud y de seguridad, mientras que en las farmacias se renueva permanentemente los stocks por la alta demanda del público.

En ese contexto, el médico infectólogo Raúl Román, actual jefe del Programa VIH del Ministerio de Salud de Jujuy, respondió con claridad al interrogante sobre si el público en general debe usar o no barbijo en sus movimientos cotidianos, mientras dure la emergencia sanitaria.

"Para estar en nuestra casa o salir a la calle por trámites rápidos o eventuales compras, no necesitamos usar barbijo, porque el virus no circula en el aire, no está en el ambiente", explicó el profesional.

"No hay por qué llevar barbijo en nuestra rutina. No está indicado. Además, si lo utilizáramos de manera habitual, generaríamos un vapor de agua sobre boca y nariz que sería entrada fácil para cualquier virus respiratorio", advirtió el especialista.

"El empleo del barbijo en las instituciones sanitarias debe ser a su vez apropiado y correcto, y conlleva indicaciones precisas", puntualizó.

Agregó que "este elemento está destinado solo para el uso de enfermeros y médicos en contacto con los pacientes que presentan síntomas respiratorios" y completó señalando que en las actuales circunstancias también "se colocará a la persona que se considere sospechosa de coronavirus", subrayó el doctor Román.

En Jujuy, ante síntomas de fiebre, tos, malestar general y dificultades respiratorias, llamar al 0 800 888 4767.