Trabajan contra reloj en la reparación de acueductos dañados por las intensas lluvias.


Las últimas lluvias que cayeron en la zona de los Valles jujeños elevaron los niveles de turbiedad del agua que llega a la planta potabilizadora de Reyes, lo que genera que el proceso de potabilización se vea reducido a un tercio de su normal producción.

Además se ha registrado daños en algunos conductos y redes, según informaron voceros de la empresa Agua Potable de Jujuy, que también hicieron saber que se distribuye agua casa por casa en los sectores afectados.

Son varios los barrios, sobre todo de Alto Comedero y la ciudad de Palpalá que tienen baja presión en la cañería de agua potable. En un comunicado de la empresa prestaría del servicio se indica que “personal operativo trabaja inspeccionando conductos y redes, donde se pudo verificar la rotura de un acueducto”.

Las fuertes precipitaciones elevan exponencialmente los niveles de turbiedad del agua disponible para potabilizar.

Según señalaron, “los técnicos observaron la rotura de un acueducto entre San Salvador y Palpalá que se produjo por un desmoronamiento de suelo, debido a las intensas lluvias que cayeron en la región”.

También se puntualiza que “alrededor de diez unidades de transporte proveen sistemáticamente el líquido elemento a los sectores afectados” y en ese marco, las autoridades de la emresa estatal solicitan a la comunidad en general “hacer un uso estrictamente racional del servicio de agua, mientras se trabaja para finalizar la reparación”.

Mirá también: Barrios de Alto Comedero y de Palpalá tienen baja presión de agua

En este sentido, cabe acotar que el pronóstico del clima en la provincia no es muy alentador, ya que las lluvias seguirán presentes por varios días más. Si bien no serán de mucha intensidad, se espera algunas tormentas para el fin de semana.




Comentarios