Reclaman la apertura de un mercado mayorista en Jujuy para procurar una "venta más justa" de sus productos.


Poniendo la mira en el rol que juegan los intermediarios, pequeños productores agrícolas jujeños nucleados en la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), reclamaron a las autoridades la aplicación de medidas que promuevan una “venta más justa” de sus productos.

Convocados bajo la consigna “Por un modelo que produzca alimentos accesibles y sanos para el pueblo” en el marco de una actividad de alcance nacional denominada “Alimentazo”, los productores procedentes de diferentes localidades se movilizaron ante el aumento de los costos de producción y pérdidas de hasta un 50% en el precio que se les paga por sus productos.

El punto de encuentro fue la plaza Belgrano de esta capital, donde los miembros de la UTT distribuyeron entre el público bolsas con verduras y hortalizas en adhesión al “alimentazo” que se realizó simultáneamente en distintos puntos del país

En Jujuy la organización tiene presencia en catorce localidades y suma a unos 800 productores, en su mayoría del este y sur provincial.

Un cajón de tomates debería costar entre 400 y 500 pesos, pero se vende entre 200 y 250 pesos, según la organización Unión de Trabajadores de la Tierra.

En diálogo con los periodistas, Alicia Vega, coordinadora de la UTT en Jujuy, describió que dos de los problemas que los agobian son los “altos costos de producción” y el hecho de que “la mayoría de los productores no son dueños de las tierras” que trabajan.

“Compramos las semillas a precio dólar -explicó-, entonces al pequeño productor nos afecta en todos los sentidos cuando sube”, por lo que “el reclamo sería que el Gobierno controle el precio del dólar, para poder seguir produciendo. Si baja el dólar, el precio de las semillas bajaría”.

“También arrendamos la tierra, que es carísima”, planteó la dirigente y como ejemplo de esto citó que “en los últimos contratos se llegó a acordar entre 35 a 40.000 pesos la hectárea”.

Acerca del desfasaje que se observa en los valores que maneja el productor, Vega citó el caso de la producción de tomate: “El cajón este año se vendió entre 200 y 250 pesos, cuando debería ser de entre 400 y 500 pesos”, señaló.

Explicó que esto es la consecuencia de que “siempre el intermediario viene y dice que no vale eso, y como la verdura no se puede guardar más de una semana se termina vendiendo a cualquier precio”, explicó respecto a las condiciones que atraviesan, en torno a la cual demandan la apertura de mercados de venta directa.

“Tendría que haber una venta justa”, por lo que “plantemos que se nos abra un mercado mayorista en Jujuy para que podamos vender nuestra verdura directamente al consumidor”, señaló la dirigente.

En ese sentido, también sostuvo que si bien están trabajando con áreas del Ministerio de Desarrollo Económico y Producción provincial, los proyectos que se ejecuta “no son significativos”, lamentó.




Comentarios