En una jornada que no tuvo jineteada, el Festival de Jesús María renovó su ánimo a puro folklore sobre el escenario Martin Fierro.


La quinta velada comenzó con un responso en honor al jinete Norberto Eric Cossutta presidido por el Capellán Castrense de la Escuela de Suboficiales Raúl Remberto Cuello de Gendarmería Nacional, Juan Callo. No hubo actividad en el campo y al iniciar la transmisión televisiva, los jinetes y toda la familia festivalera realizaron un minuto de silencio acompañando este difícil momento.

Sergio Galleguillo y Damián Córdoba fueron los encargados de llevar alegría al José Hernández con su música. “Lograr el martes chayero en Jesús María es algo que me va a quedar en el corazón siempre”, manifestó Sergio en conferencia de prensa.

Galleguillo repasó sus clásicos “esos temas que le gustan a la gente como El camión de German o Niña Chay” y también canciones nuevas. No faltó la tradicional harina con la que bailó toda la familia. También tuvo muchos músicos invitados como El Duende Garnica.

Damián Córdoba, quien se presentó por tercera vez en el escenario Martín Fierro expresó que esta noche era muy especial debido a la reciente partida de su papá “él siempre me guió en el camino y fue el primero que confió en mí”, compartió con la prensa.

Quinta noche de color y coraje en Jesús María 2020

También expresó que toda la música es cultura y unión y que tiene una gran amistad con Galleguillo y muchos artistas del folklore como Abel Pintos y Luciano Pereyra.

La noche también contó con las actuaciones de Los Amman, Diego Gutierrez, Los Campedrinos, Guitarreros, Los Umbides, que trajeron por primera vez su mezcla de canto, danza, malambo y destrezas con bombos y boleadoras al José Hernández.




Comentarios