Este viernes miles de jóvenes se movilizaron en las calles de la capital de Escocia, en Glasgow, para pedir acción y menos palabras a los gobiernos que participaron de la Cumbre de Líderes en Contra del Cambio Climático.

Bajo el lema de “Viernes para el Futuro”, es parte de una campaña lanzada por la activista sueca Greta Thunberg, presente en la marcha, para reclamar a los gobiernos acciones concretas contra el cambio climático.

Cumbre de las Naciones Unidas contra el Cambio Climático en Glasgow, Escocia. (AP)

Junto a la activista sueca, estuvo Vanesa Nakate, de Uganda, quien hablará a los jóvenes que participaron de la marcha de Glasgow. “Manifestaciones como esta meten presión a la gente que tiene el poder”, agregó la ugandesa.

“Una vez más, vemos a los líderes mundiales dando grandes declaraciones y grandes promesas. Necesitamos cortes de emisiones drásticos, indemnizaciones del Norte para el Sur (...) y tenemos que acabar con la industria de los combustibles fósiles”, sentenció Mitzi Jonelle Tan, una activista de Filipinas que participó de la marcha.

La activista Greta Thunberg participó de la marcha realizada en Glasgow. (AP)

Según los diarios locales de Glasgow, los vecinos también se solidarizaron con los manifestantes acompañándolos desde sus ventanas con carteles de apoyo, a medida que pasa la marcha, mientras que otros se suman a caminar con los jóvenes.

Evelyn Acham, otra activista de Uganda del movimiento “Rise Up en África”, declaró a la BBC que el cambio climático había impulsado a los jóvenes a abandonar otras facetas de sus vidas para centrarse en impulsar acciones para salvar su futuro.

Los jóvenes que salen a marchar nos dan esperanza. El futuro es de esos jóvenes, porque todavía les queda mucho tiempo. Todavía tienen trabajo por hacer, todavía tienen que ir a la escuela, tienen un futuro que construir, así que esta es nuestra preocupación”, indicó.