La primera semana de mayo se celebra desde 2017 la Semana del Alfajor. La fecha surgió por iniciativa de kiosqueros que buscaron otorgarle a una de las golosinas más elegidas su propia semana de celebración.

En Argentina, los alfajores son sinónimo de regalo y de compartir con los seres queridos algún momento dulce junto al mate. Es por eso que cada provincia adoptó un alfajor tradicional, infalible para que cada vez que se visite ese lugar, las personas puedan volver con una caja de esta delicia para disfrutar entre amigos y familia.

Alfajores cordobeses

El alfajor cordobés tiene una masa un poco más blanda, blanca y siempre se baña con glaseado. Además, los rellenos suelen ser frutales y de mermeladas de frutos regionales. Distintos al resto, los alfajores cordobeses son ideales para acompañar al mate, porque otorgan en toque dulce sin llegar a ser empalagosos.

Alfajores cordobeses Foto: Archivo

Alfajores marplatenses

Por excelencia el alfajor más tradicional, con eelleno de dulce de leche y cobertura de chocolate negro. Si bien pueden encontrarse otras variantes, la típica es la que se gana el corazón de los argentinos en cada viaje a Mar del Plata. Además, también son los que más se comercializan en kioscos y supermercados, inspirados en este típico alfajor.

Alfajor marplatense Foto: Archivo

Alfajores patagónicos

Si hay algo que abunda en el sur son los frutos rojos y el buen chocolate y el alfajor patagónico rescata los mejor de estos ingredientes. Con tapas suaves pero firmes, un relleno de dulce de frutos rojos y un chocolate semiamargo para la cobertura, el típico alfajor que se consigue en el sur del país es uno de los preferidos por los argentinos.

Alfajores patagónicos Foto: Archivo

Alfajores santafesinos

Es el más distintivo de todos los tipos de alfajores, porque su receta es especial y diferente. Relleno con dulce de leche y bañado con glasé puede ser un gran compañero del mate, para el desayuno, la merienda o simplemente darse un gusto.

Alfajores santafesinos Foto: Archivo