Seis personas resultaron heridas por usar pirotecnia en Año Nuevo y debieron ser atendidas esta madrugada en el Instituto del Quemado. Se trata de cinco niños y adolescentes y de un adulto, quien perdió dos dientes.

Según informaron desde el centro de salud a Télam, los menores tenían entre 7 y 17 años y presentaban quemaduras leves, por lo que son ambulatorios y regresarán por consultorio externo, mientras que el adulto era de 30 años.

Los menores presentaron quemaduras leves.

Patricia Gutiérrez, jefa de guardia del hospital, explicó que al mayor “le explotó un petardo cerca del rostro y tuvo pérdida de los dos dientes superiores”.

El año pasado, el Instituto del Quemado, ubicado en el barrio porteño de Caballito, atendió a cuatro pacientes menores de edad, mientras que en 2020 no se reportaron heridos por primera vez en los últimos 38 años.

El adulto perdió dos dientes.