Érica Beatriz Antúnez de Lara (28), es buscada desde el pasado viernes 8 de abril, en Puerto Iguazú. Ahora el caso adquirió interés mundial al ser agregada a la lista de notificaciones amarillas de la Policía Internacional (Interpol).

La información oficial marca que el pasado 11 de abril la madre de la mujer, Marta Teresa Antúnez de Olivera, denunció en una Comisaria de la ciudad que cerca de las 18 horas del día 8 de abril, su hija salió del domicilio ubicado en el barrio Santa Rita, perdiendo todo tipo de contacto. 

La desaparición de Érica Antúnez de Lara con alerta amarilla de Interpol. Foto: Interpol

De inmediato se activó la búsqueda, primero en la localidad y a los pocos días se replicó por la provincia, no habiendo hasta el momento indicios que conduzcan a su hallazgo. La preocupación crece, más aún teniendo en cuenta la zona donde desapareció, que es de triple frontera.

En un momento hubo sospechas de que podría estar en Brasil pero nada se confirmó. En ese contexto Interpol emitió un alerta mundial ingresando los datos de Érica a la lista de notificaciones amarillas, publicada en su página web oficial junto a dos fotos actualizadas de la desaparecida.

Érica posee un tatuaje en forma de corazón en el brazo izquierdo, mide 1.70 metros de altura, tiene cabellos rubios y ojos color castaño. Por cualquier información, llamar a las líneas gratuitas de la policía, 911 o 101, o acercarse a la comisaría más cercana.

¿Qué es una notificación amarilla de la Interpol?

En la página oficial Interpol explica que “una notificación amarilla es una alerta policial mundial sobre una persona desaparecida. Se publica para localizar a víctimas de rapto por uno de los progenitores, retenciones (secuestros) o desapariciones inexplicadas”.

“La notificación amarilla también puede utilizarse para ayudar a descubrir la identidad de una persona incapaz de identificarse a sí misma”, detalla. Añade que “estas notificaciones son un valioso instrumento para las fuerzas del orden porque pueden aumentar las probabilidades de localizar a una persona desaparecida, especialmente si existe la posibilidad de que viaje de forma voluntaria o involuntaria al extranjero”.

La alerta amarilla “le da a los casos una alta visibilidad a nivel internacional, se pone en conocimiento de los funcionarios de fronteras la identidad de estas personas secuestradas/desaparecidas y los países pueden solicitar e intercambiar información esencial relativa a la investigación”.

Fuente: El Territorio