El juicio por el femicidio de Ruth Gomez se lleva adelante en el Tribunal Penal 1 de Eldorado, la causa tiene como único imputado a Ariel Ángel Duarte de 26 años, acusado de asesinar a la joven de 17 años de un tiro en el pecho el 22 de julio de 2018 en Puerto Iguazú.

Desde la semana pasada, el debate oral y público, se realizó con algunos inconvenientes, como la conectividad de uno de los testigos claves del hecho que se encontraba en Entre Ríos, por ello la ronda testimonial continuó ayer lunes.

La joven había perdido a su madre, y quedó al cuidado de su tía porque su padre estaba en la cárcel.

Sin embargo, a pedido de la fiscalía de una nueva pericia balística, se posibilitó un nuevo cuarto intermedio hasta el próximo jueves 9 de septiembre.

Además de la solicitud de la pericia balística, el fiscal Federico Rodríguez, solicitó un careo entre el último testigo y uno de los declarantes iníciales en el juicio, en cuanto a dilucidar la presencia de Duarte en el lugar de los hechos.

Con la nueva pericia balística buscan determinar la “deflagración de pólvora” del disparo que causó la muerte de Ruth Gómez, del revólver utilizado en el crimen. Se busca determinar con exactitud a qué distancia se produjo el disparo.

La defensa del acusado adhirió al pedido de la Fiscalía, por lo que el Tribunal ordenó que se vuelva a realizar dicha pericia balística con la ropa de la víctima y  una nueva prueba con el arma homicida.

Las partes fueron convocadas para este jueves 9 de septiembre para dar lugar a los alegatos de las partes y posteriormente al veredicto del Tribunal.

Femicidio de Ruth

Ruth Gómez de 17 años falleció producto de un disparo en el pecho la  noche del 22 de julio de 2018, tras  una discusión “por celos” con su concubino Duarte, el único sospechoso que tiene la causa.

Juicio por el femicidio de Ruth Gómez: nueva pericia balística retrasa el veredicto

Según primeras declaraciones el acusado alegó que Ruth sacó un arma de fuego, puntualmente un revólver calibre 22 y en un forcejeo se produjo un disparo accidental, que acabó con la vida de la jovencita.

Ariel dijo además que, asustado, tomó el revólver y escapó hacia Comandante Andresito. En el camino, a un costado de la ruta nacional 101, la Policía encontró el arma homicida y detuvo al hombre.