En la localidad de Puerto Iguazú, un grupo de personas generó daños en un acueducto recientemente terminado, el cual se encontraba en una etapa de prueba hídrica. Los daños fueron generados cuando realizaban conexiones clandestinas.

La obra estaba destinada a abastecer de agua potable a más de mil familias del barrio Santa Rosa de la ciudad. Las conexiones clandestina se realizaron en la intersección de calle rio Negro y Almafuerte, el encargado de IMAS se encargó realizó la denuncia correspondiente.

Se trata de un caño maestro de 160 mm que transportara agua potable desde la planta potabilizadora ubicada en barrio Las Leñas para abastecer al barrio Santa Rosa que históricamente es el barrio más complicado en lo que respecta a distribución de agua potable.

El mencionado barrio cuenta con 3 perforaciones que abastecen una sola parte de la zona, las demás viviendas están sin suministro de agua potable de forma continua hace varias semanas.

El ingeniero Iván Escobar encargado en Iguazú de los servicios realizo la denuncia correspondiente en la comisaria Cuarta y explico que aún no pudo evaluar el daño debido a las intensas lluvias registradas en las últimas horas.

Hoy llevaran adelante un relevamiento para saber con exactitud cuál es el daño causado por los vecinos. Según se pudo observar las mangueras están sobre la avenida un sector bajo tierra y varios metros al costado de la calle.

Fuente: El Territorio