Un hombre se presentó a la seccional IV de la policía de Iguazú con la intención de corroborar la procedencia de una motocicleta que había adquirido, el joven sospechaba que el rodado podría haber sido robado. Mediante las codificaciones de chasis y motor, constataron que el rodado de 110 cc había sido robado ese mismo día.

El parte policial emitido por la División Prensa de la Unidad Regional V indica que el supuesto comprador había acudido a las autoridades a corroborar sus sospechas y luego de que las pericias establecieron el pedido de secuestro en virtud de haber sido sustraída el día ese mismo día en la jurisdicción de la seccional IV, entregó el rodado.

Los efectivos procedieron al secuestro de la moto que quedó depositada en sede policial y posteriormente terminados los trámites de rigor será restituida al denunciante.

Se continúan con las investigaciones para dar con el autor del ilícito y de esta manera esclarecer totalmente el hecho.