Sucedió en Puerto Esperanza. Fue rescatada por un guardaparque de Iguazú.


Héctor Toledo, de Puerto Esperanza, junto a un contratista rescataron una víbora “cascabel” en un yerbal dentro de su propiedad. Luego la trasladaron a su metalúrgica, prepararon unas varillas para manipularla y dieron aviso a Parques Nacionales.

“Es la segunda vez que encontramos una víbora. Avisamos a las autoridades correspondientes porque en la oportunidad anterior nuestros bomberos tuvieron que matarla por no contar con herramientas para su manipulación”, dijo Toledo, en diálogo con La Voz De Cataratas.

El guardaparque de Iguazú, Juan Cunhna, se dirigió al lugar realizando el rescate de la serpiente para trasladarla posteriormente a su hábitat natural. 

Desde Parques Nacionales informaron que generalmente las personas cuando se encuentran con este tipo de víboras tienden a matarlas. “Es importante que no lo hagan, ya que estas cumplen una función importante en la eliminación de roedores”, manifestaron, con el fin de prevenir conflictos.

Por otra parte, la institución encargada de conservar y manejar parques y  reservas aconsejaron que cuando las personas se encuentren en alguna situación similar, deben tener suma precaución a la hora de manipular a esta clase de reptiles, ya que estos al sentirse amenazados pueden atacar provocando graves daños a las personas que no tienen suficiente conocimiento de las maniobras.






Comentarios