Toda su familia fue aislada y todavía no recibió una notificación oficial.


Gabriela Villalba vive en la localidad de Comandante Andresito, en el norte de Misiones, donde se registró el último caso confirmado de coronavirus que tiene la provincia. Según el médico que la atiende, el test al que fue sometido arrojó como resultado un “leve positivo” por lo que toda su familia, que vive en el barrio Quintas Bajas, tuvo que ser aislada.

“Yo todavía no recibí ningún papel con el diagnostico, simplemente me enviaron un mensaje donde me decían que mi resultado es levemente positivo y que tengo poca carga viral por eso aislaron a toda mi familia, en total somos 9 en mi casa”, explicó Villalba en El Territorio.

La joven afirmó que el martes 21 de julio sufrió fuertes dolores de cabeza. Dos días después recibió en su casa a una vendedora de productos por catálogo, quien le ofreció probar las muestras de perfume y allí notó que había perdido del olfato. Ante este síntoma consultó al médico, y el profesional de salud convocó a la bioquímica para realizar el hisopado.

Al día siguiente la mujer recibió una caja con mercadería que fue dejada por empleados municipales en la puerta de la vivienda quienes le manifestaron que recibía los productos alimenticios por el resultado del hisopado.

“Yo no tengo los resultados, ya lo pedí pero no me dieron, lo único que me dijeron era que este jueves (por hoy) repetirán la prueba, mientras tanto se presentó Gendarmería el martes por la tarde en mi domicilio para aislar a toda mi familia, en total somos 9 aislados, pero solo a mí me hicieron el hisopado”, reveló.




Comentarios