Carlos Cardozo permanece aislado en Iguazú y lo acusan por el ingreso ilegal del muchacho.


El camionero acusado de hacer ingresar ilegalmente a Misiones a una persona varada en Buenos Aires rompió el silencio y salió a defenderse de las acusaciones que hablaban de un cobro de dinero a cambio de ayudar a violar los controles sanitarios y entrar a la provincia sin los permisos correspondientes.

Carlos Cardozo explicó que un conocido lo puso en contacto con el joven oriundo de Wanda, que, a raíz de la pandemia por el coronavirus, se había quedado sin trabajo, no tenía dinero para pagar el alquiler estaba mal y necesitaba volver a Misiones. “Como es de Misiones y uno siempre le va a dar una mano a un colega, decidí traerlo de buena voluntad”, apuntó.

Cardozo indicó que recogió a la persona en Campana con el objetivo de trasladarlo hasta Wanda y luego él seguir su camino hasta Puerto Iguazú. Para ingresar a Misiones no solamente es necesario el permiso de circulación correspondiente, sino que desde el 30 de junio también es obligatorio contar con el certificado de Covid-19 negativo, cuyos gastos deben afrontarlos los ciudadanos interesados y que deben tener una vigencia máxima de 48 horas.

“El muchacho (por el acompañante) me explica que no tenía el dinero para pagar el test. Entonces le dije que íbamos a ver una manera de pasar, aunque sabía que era ilegal”, contó.

Según declaró luego el presunto “polizón” al ser entrevistado por efectivos policiales, durante el viaje pasaron cuatro controles de seguridad en los cuales el chofer del camión le indicaba que se escondiera detrás del asiento, entrando de esta manera a Misiones.




Comentarios