La mujer tenía más de 100 años y era madre del cacique Roberto Moreira.


Ayer la aldea Jasy Porá, de la comunidad Mbyá Guaraní despidió a Laura Martínez, una de las personas más longevas del grupo y madre del cacique Roberto Moreira. El director de la escuela intercultural bilingüe Javier Rodas, fue quien comunicó el hecho: “Lamento compartir la noticia de que la sabia abuela Laura partió hacia el Yvy Marae’y (la tierra sin mal). Gracias infinitas por tu amor, por tu sabiduría, por todo tu legado heredado y compartido”.

Hace unos años la mujer pintada en uno de los murales de la ciudad de Puerto Iguazú. El encargado de la obra fue el artista plástico Antonio Olivera, cuando realizó un homenaje a lo más representativo de la tierra colorada entre los que guardó un espacio especial para la mujer.

“Cuántos años compartidos dando tu amor a tus hijos, a los niños de las escuelas interculturales, a las comunidades donde tu presencia permanente nos alegraba con tu amor y sabiduría. Más de 100 años en esta tierra compartiendo desde los años 80 en la Escuela Mbororé, esa primer escuelita pública en una comunidad mbya guaraní en Misiones (año 1986) donde Luisito Rolón y Ángela Sánchez compartieron la cotidianeidad con vos. Épocas en los que para llegar a las aldeas había que caminar por las picadas no sin poco cuidado. Los años transcurrieron y con las familias de la mano de Roberto Moreira se inició un nuevo tekoa: Jasy Porā. Gracias por tu herencia de madre, de sabia, defensora de todo el legado cultural mbya guaraní: el Ñande Reko, raíz e identidad de nuestra región”, concluyeron las palabras de Rodas.




Comentarios