El Aeropuerto Internacional de Foz de Iguazú, en el oeste de Paraná, dejó de operar vuelos comerciales desde el martes 14. Por el momento la terminal está dispuesta solo para recibir vuelos privados y la expectativa es que la actividad se reanude a fines de mayo.

Según la Secretaría de Turismo, Industria, Comercio y Proyectos Estratégicos, el último vuelo de Latam tuvo lugar el lunes a Guarulhos. "No valió la pena para ellos, el flujo fue de 25 pasajeros para un avión con 186 asientos. Para cubrir los costos operativos de la compañía, es necesario pasar el 50% de la ocupación", explicó el secretario Gilmar Piolla.

A pesar de la baja reducción, la aerolínea fue la única que operó durante abril en el aeropuerto de Foz. Desde el gobierno esperan que los vuelos en el aeropuerto se reanuden a fines de mayo, pero dependerá de la propagación del virus. La ciudad de Foz ya tiene más de 30 casos confirmados.

Mientras el aeropuerto esté cerrado al público, continúan con los trabajos para ampliar la pista. La expansión, que comenzó el 28 de febrero, permitirá que el aeropuerto internacional reciba vuelos de larga distancia. “Vamos a acelerar el ritmo de las obras, ya que no tenemos vuelos. Esta expansión será muy importante después de la pandemia, porque ayudará a la ciudad a ampliar las posibilidades de vuelos”, explicó.