La historia de la joven sigue conmoviendo a la región y a la cruzada solidaria -iniciada por los vecinos- ahora se incorporó el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha).


El pasado 21 de enero se dio a conocer la historia de Milagros Diaz, una adolescente de 16 años que padece osteogénesis imperfecta, enfermedad conocida como huesos de cristal. La misma tenia problemas para trasladarse hasta una institución educativa, por las malas condiciones en las que se encontraban las calles y veredas.

Los reclamos de los allegados se hicieron notar ante las autoridades de Puerto Iguazú, pero al no tener respuesta alguna la comunidad inició una cruzada solidaria. A traves de la misma comenzaron a arreglar los senderos, para que la chica pueda asistir a clases.

Pero la historia no quedó alli, ya que se difundió y llego a oidos de los referentes del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha). Los mismos visitaron a la joven y realizaron un relevamiento socioeconómico de sus condiciones de vida.

“Estuvieron acá, nos preguntaron cómo vivimos, cómo nos mantenemos, vieron la casa y nos dijeron que iban a tratar de ayudar con la reparación de la rampa y de un tramo de vereda para que Mili vuelva a la escuela”, dijo la mamá de Milagros, a El Territorio.

Tras ello, llegó a la vivienda un capataz de obra y, junto a su equipo, definió que lo que habia que desarrollar allí era la construccion de una nueva vivienda, debido a la precariedad de la infraestructura que observaron.

Pocos días después llegaron los materiales y los obreros comenzaron con la construcción de una casa prefabricada, la cual estaria culminada en unos quince dias.

“Fue una sorpresa porque nosotros nunca solicitamos ayuda al Iprodha, sabemos que son trámites eternos, pero estamos seguros que eso viene desde arriba, es una bendición de Dios. Mili está muy feliz y sobre todo nos sorprende la rapidez en la que empezaron las obras. El mismo capataz nos dijo que él hace un relevamiento y la obra sale un año después, pero esto fue todo muy rápido, no tenemos palabras para describir lo que pasa”, agregó la mamá. 




Comentarios