Mariela Rodríguez y Sebastián Artaza dan su tiempo a 20 nenes que no van al inicial porque la escuela está lejos.


Unos 20 niños de entre 4 y 5 años que no asisten al nivel inicial, reciben apoyo y motivación escolar de una pareja que quieren estimular habilidades y que ingresen a la primaria con un primer contacto con el ambiente escolar.

Las actividades son realizadas en el galpón de la Cooperativa Unidos de Ruta 20, perteneciente al municipio de Pozo Azul. Los animadores de esta experiencia son Mariela Rodríguez y Sebastián Artaza, quienes viven entre el Paraje Portón Viejo y Piray Guazú.

La idea de actividades para los niños que no asisten a nivel Inicial surgió porque el aula se encuentra a más de cinco kilómetros de distancia. Una vez por semana, los voluntarios llegan al galpón de la Cooperativa Unidos, donde los esperan más de 20 menores entusiasmados por aprender algo nuevo.

Se suma además el apoyo de Eugenio Leste y las familias que se acercan los martes por la tarde a compartir la jornada junto a sus hijos. los nenes aprenden letras, números, colores, pintan, dibujan y cantan en un ambiente afectivo y familiar. 

También llegan chicos con dificultades de aprendizaje, además de los que tienen entre 4 y 5 años, señaló irigoyen basado en una nota de El Territorio.Todo se hace a pulmón porque compran el material didáctico con sus propios recursos, señaló Sebastián Artaza.

En los próximos días se estarían sumando personas de la biblioteca Palabras del Alma, de Pozo Azul. También convocan a más personas y profesionales interesados en que los chicos cuenten con su sala de nivel inicial.



Comentarios