El jefe del Parque Iguazú, Arias Valdecantos, respondió a las críticas sobre su rescate que realizó la mujer que se perdió el jueves en la selva de Cataratas.


La turista colombiana ha cometido “una terrible imprudencia” al ingresar a la selva del Parque Iguazú en una zona no autorizada, sin señales ni senderos, dijo el intendente del Parque Nacional Iguazú, Sergio Arias Valdecantos.

Explicó que el operativo de rescate de la turista Natalia Andrea Ranger Guerrero insumió toda la noche del jueves hasta la mañana del viernes, con la participación de 150 efectivos, 2 helicópteros y vehículos de todas las fuerzas de seguridad.

Arias Valdecantos se bajó de un ómnibus en el cruce de los caminos que llevan al Aeropuerto Internacional Iguazú y al Area Cataratas. Desde allí, agregó, “en lugar de ir a Cataratas, caminó hacia la derecha porque vio un sendero y quería ver fauna”.

Al poco rato se perdió. Entonces hizo una llamada a Brasil y, desde allí, le avisaron a Arias Valdecantos. “Yo hablé con ella a las 18 horas y a las 19,15 ya estaban listo los 150 efectivos que entraron al monte”, dijo.

Ante las quejas que habría realizado la turista sobre la búsqueda, reiteró que fue una “imprudencia” de la colombiana Ranger Guerrero. “Hubo un gran esfuerzo de búsqueda, con más de 150 personas, dos helicópteros, un gastadero de recursos de distintas instituciones, pero con el buen resultad que apareció la chica sana y salva”.

“No ha ido (la turista) al Area Cataratas ni al Centro Operativo: se bajó en el cruce y se metió en la selva porque se le dio la gana”, explicó el director del Parque. La mujer resistió el frío, la lluvia y las horas sin comer ni tomar algo caliente, gracias a su fortaleza y juventud.

Mantuvieron contacto telefónico con Natalia hasta las 10 de la noche, en que se agotó la batería de su celular. Mientras tanto el jefe de guardaparques intentó calmarla, pero estaba muy nerviosa y “no daba datos precisos por dónde había ingresado”.

La búsqueda, en la oscuridad completa, la selva muy cerrada y bajo la lluvia, duró hasta las 3 de la mañana. A las cinco de la mañana volvieron a ingresar los efectivos de Gendarmería, Ejército, Policía de Misiones, Grupo de Operaciones Especiales (GOE), Guardaparques, la Empresa Iguazú Argentina, con apoyo de los helicópteros de Helisul de Brasil. El helicóptero policial -que cuenta con cámara térmica- no pudo despegar de Posadas por la lluvia.

En un momento estuvieron a 1.000 metros de la turista y una patrulla pasó a 100 metros del lugar, donde estaba. “No la vieron porque la selva es muy cerrada”, explicó el intendente. Con las primeras luces del alba Ranger Guerrero comenzó a caminar hacia el camino que va al Area Cataratas.

Arias Valdecantos desestimó las críticas de la turista, quien dijo que habían invadido su intimidad al fotografiarla. “Ella tenía noción hacia dónde se encontraba el aeropuerto, encontró la huella, y salió a la ruta por el mismo lugar donde había ingresado”.

Agregó que “los 150 hombres estaban desesperados, no por su trabajo, ni por su sueldo, sino para evitar que se pierda una vida humana. La ambulancia la llevó al Hospital Samic y dos horas después salieron de la selva los últimos rescatistas”, concluyó.




Comentarios