Ante el alerta emitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en relación a la aparición de un brote de hepatitis aguda de etiología desconocida en el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte en niños pequeños previamente sanos en general. Asimismo, en los últimos días, en nuestro país se encuentran bajo estudio e investigación epidemiológica ocho casos sospechosos, se insta a tomar medidas.

Hepatitis

Cabe citar que los casos registrados son aislados y sin conexión alguna entre sí y no se trata de un brote, sino de una situación que no escapa a lo que se notifica en forma habitual ya que todos los años se registran casos con cuadros similares de hepatitis agudas graves sin diagnóstico.

Hepatitis aguda en niños: qué dijo el Ministerio de Salud sobre la situación en el país

En este contexto, si bien no se han reportado al momento casos de hepatitis graves en la provincia, el Ministerio de Salud de Entre Ríos, a través de la Dirección Materno Infanto Juvenil, recordó la necesidad de continuar completando esquemas de vacunación y reforzar las distintas pautas de prevención.

La vacuna contra la hepatitis A requiere una aplicación a los 12 meses de vida. En tanto, la vacuna contra la hepatitis B se aplica a los recién nacidos en las primeras 12 horas de vida o lo más pronto posible. Y luego, a los 2, 4 y 6 meses de vida.

La hepatitis es la inflamación del hígado que puede ser de causa infecciosa, tóxica o autoinmune. En la mayoría de los casos, es provocada por un virus. Las hepatitis virales son causadas más frecuentemente por los virus de hepatitis A, B y C. El test para las hepatitis B y C permite iniciar un tratamiento oportuno y minimizar la transmisión. Las hepatitis A y B son prevenibles a través de vacunas. Los tratamientos para la hepatitis B crónica y la hepatitis C, son seguros y altamente efectivos.