El Código Rojo IAM (Infarto Agudo de Miocardio) fue activado en la guardia del Hospital Gualeguaychú por un cuadro de infarto con elevación del segmento ST en un paciente de 35 años.


Ocurrió este miércoles 14 de octubre en la guardia del Hospital Gualeguaychú donde se debió activar el Código Rojo IAM (Infarto Agudo de Miocardio) en la guardiapor un cuadro de infarto con elevación del segmento ST en un paciente de 35 años.

El operativo, realizado de manera rápida se pudo articular con la correcta derivación de emergencia a la Clínica San Lucas donde el Dr. Emanuel Luchesi logró diagnosticar y tratar en el mismo momento la lesión en la arteria coronaria.

Hospital Gualeguaychú
Crédito: H-C

El Código Rojo es un método de comunicación y protocolo médico aplicado que permite el correcto diagnóstico y resolución de cuadros graves, como lo son los infartos, en donde interactúan la mayoría de los cardiólogos de la ciudad y más de 100 médicos que a través de un grupo de WhatsApp permiten evacuar las dudas y eventualmente facilitar los traslados.

Emanuel Luchessi es el cardiologo intervensionista responsable del programa, cuyo trabajo ha logrado ser destacado a nivel nacional por comunidades médicas-científicas. La utilidad del Código IAM radica en la integración de actores del sector público y privado, una situación que ocurre gracias a la voluntad de la política sanitaria local de facilitar y proveer los materiales.

En lo que va del 2020 se han realizado 36 intervenciones con cinecoronariografía en las que aproximadamente un 75% se logró colocar un stent para solucionar el problema del paciente.

Se trata de una herramienta que permite rápida soluciones ante un problema de salud, y para los médicos de la guardia poder contar con esto es invaluable. Lo importante también está en que asegura el acceso a todos los pacientes a una salud de calidad, incluso este hecho no ocurre en otras ciudades del país donde está tan integrado el sector público y privado como ocurre en Gualeguaychú. Esta iniciativa lleva casi 2 años y ha permitido salvar muchas vidas, con lo mejor de los profesionales de la salud al servicio de la comunidad; y con una fuerte impronta social y solidaria por parte del Hospital de Gualeguaychú.




Comentarios