Se trata de un protocolo de visitas a pacientes infectados con el virus que se encuentren en situación final de vida o condiciones especiales. Se busca humanizar la asistencia, brindando el acompañamiento afectivo.


El director del Hospital Gualeguaychú, Dr. Martín Roberto Piaggio, dispuso la creación de un protocolo que sirva para brindar acompañamiento afectivo a las personas que según la valoración clínica de los especialistas haga prever que el paciente se encuentra en el final de la vida.

Las medidas sanitarias adoptadas en Gualeguaychú y todo el territorio nacional están relacionadas a la protección y prevención del contagio, lo que origina que muchas personas que se encuentran internadas pasen sus días en soledad y sin ningún tipo de contacto directo con familiares y/o allegados, lo cual repercute en la salud mental del paciente como en los seres queridos.

Por ello, y a sabiendas de que se debe poner especial interés en el derecho al trato digno de los usuarios del sistema de salud, es que se ha confeccionado un protocolo humaniza la situación por la que atraviesan los pacientes con cuadros graves de la enfermedad. Que las personas se encuentren acompañadas por miembros de su entorno afectivo y el derecho a despedirse con los integrantes de su entorno familiar, no solo es un derecho inalienable, sino que también es consecuencia del respeto que como comunidad tenemos de la vida propia y de la dignidad inherente a todas las personas.

“Desde la administración del Hospital Gualeguaychú concebimos que una medicina sin humanismo no merece ser ejercida, y en el contexto actual de pandemia, permitir la despedida y la contención familiar es un mínimo de humanidad que no podemos dejar de brindar y ofrecer. Es una cuestión de empatía”, mencionó el director Dr. Martín Roberto Piaggio.

El protocolo presenta una serie de pautas que deberá cumplir todo familiar y/o allegado que concurra al Hospital Gualeguaychú a visitar al paciente que se encuentre en una situación próxima al final de su vida. Se le explicará detalladamente el procedimiento a seguir, las circunstancias en que se desarrollará el encuentro y los riesgos que conlleva.

Se ofrecerá la posibilidad de realizar una visita a una persona del entorno en principio, que deberá firmar un Consentimiento Informado; y será el profesional médico tratante el que decida la posibilidad de ingreso de alguna otra persona, según las particularidades concretas de cada caso. Habrá un horario de visita especial y un circuito de ingreso y egreso seguro, que no interfiera en la normal prestación de salud al resto de los usuarios.

Previamente se constatará que el visitante no ostente síntomas vinculados a la enfermedad y se le dará prioridad a aquellos que no presenten factores de riesgo, tengan entre 18 y 60 años, gocen de buena salud, y en el caso de las mujeres aquellas que no presenten estado de embarazo.

Cada persona que ingrese recibirá por parte del Hospital Gualeguaychú los EPP (Equipo de Protección Personal) tal como lo hace el personal de salud que trabaja en los sectores Covid, para cumplir con las normas de bioseguridad correspondientes. Además, se brindará una capacitación para la colocación y retiro del EPP por parte del personal de enfermería.

En caso de que así lo requiera y/o lo disponga el profesional médico, el visitante recibirá apoyo y contención por parte del equipo interdisciplinario del Servicio de Salud Mental del Hospital, para el manejo de situación.

Por último, el visitante podrá permanecer hasta 15 minutos, pudiendo tomar contacto de manos con el paciente, disponiéndose un ámbito de acompañamiento y despedida que permita un encuentro íntimo y privado. Luego se lo supervisará en el retiro de los elementos de protección y con el resto de las medidas de prevención que rigen dentro y fuera del Hospital.




Comentarios