El hombre de 24 años había increpado en la vía pública a una joven de 18, a quien tocó sus partes intimas.


Se trata de una persona de nacionalidad uruguaya, de 24 años, vendedor ambulante, quien el 19 de junio fue condenado a la pena de ocho meses de prisión de ejecución condicional por el delito de abuso sexual simple. El condenado había sido imputado por abuso a una joven de Gualeguaychú.

La fiscal Martina Cedrés y el defensor Juan Ignacio Lazzaneo renunciaron a los plazos de impugnación, ya que Jonathan David Benítez Fuentes, reconoció el delito cometido el pasado 9 de junio, cuando increpó por detrás a la víctima, y posteriormente tocó sus partes intimas. En tal sentido la sentencia quedó firme, y fue firmada por el juez de Garantías, Tobías Podestá.

De ahora en más, el acusado no deberá cometer delitos por cuatro años. Si así ocurriera, cumplirá los ocho meses de prisión de manera efectiva, más el tiempo que se fije por el nuevo hecho, de acuerdo al Artículo 27° del Código Penal.

El juez también le impuso una serie de reglas de conducta por el término de dos años, entre la que se destaca fijar residencia (lo hizo en la localidad de Salto, República Oriental del Uruguay, propiedad de su madre), someterse a un tratamiento psicológico por sus comportamientos violentos, en algún establecimiento de salud de su lugar de origen, debiendo presentar de manera bimestral los certificados de concurrencia y la prohibición de ejercer actos de violencia física y/o psicológica contra la víctima.




Comentarios