Un hombre de 28 años, murió luego de ser mordido por una serpiente de cascabel. El hecho ocurrió en la Localidad 8 de Formosa.

El lugareño estaba cazando lagartijas en la zona del monte cuando la serpiente lo mordió en la mano, por lo que fue trasladado a un Centro de Salud y asistido por el personal médico.

Horas más tarde, el hombre se descompensó, razón por la cual fue trasladado en una ambulancia hasta el nosocomio de Ingeniero Juárez, donde falleció cerca de las seis de la mañana de un paro cardiorrespiratorio como consecuencia del accidente ofídico.

Pese a ser atendido de urgencia, el hombre falleció. Foto: Gentileza

Características de la serpiente de cascabel

Crotalus durissius terrificuse es la única especie de cascabel presente en Argentina, fácil de reconocer por el “sonajero” en la punta de la cola, pueden alcanzar 1,50 metros de longitud.

El veneno de las serpientes de cascabel puede destruir los glóbulos rojos de la sangre y hace penetrables los vasos sanguíneos. Así afecta al tejido corporal y a la circulación. Sus mordeduras son dolorosas y pueden ser fatales para un humano.