Con varios incendios, algunos aparentemente intencionales, fueron miles las hectáreas destruidas con ganado calcinado, postes incinerados, vehículos en el interior provincial.


En un escenario de sequía, un viento norte constante y la irresponsabilidad de personas que realizan quemas de pastizales produjo incendios de proporciones dantescas.

Cerca de 10 mil hectáreas fueron afectadas afectando a 27 productores de la zona de San Martín Dos, alambrados destruidos por kilómetros y más de cien animales muertos entre vacas, caballos, cabras y aves de corral.

En el combate del fuego participaron la policía local, los bomberos de General Belgrano y los propios vecinos para evitar que el fuego llegar al casco urbano del pueblo.

Mas de cien animales murieron por los incendios en el interior de la provincia

El momento más preocupante se dio en horas del mediodía de este jueves cuando el fuego llegaba al barrio 1° de mayo y puso en riesgo una estación de servicio pero con el trabajo coordinado entre la policía y los vecinos lograron controlar el incendio en la tarde noche.

Se estiman en millones las pérdidas por este siniestro y los relevamientos del Ministerio de la Producción como de la policía continuaba para determinar la magnitud de los daños.

Algunos pobladores debieron abandonar sus hogares ante el avance de las llamas

El miércoles por la tarde otro incendio de proporciones se dio en un campo cerca de la localidad de Pozo Mortero donde el fuego destruyó 350 hectáreas y se inició por un panel solar que no resistió a las altas temperaturas.

Desde el cuerpo de bomberos de la policía de Formosa recomendaron no realizar quemas de pastizales o basurales por el clima caluroso y la sequía que azota a toda la provincia.




Comentarios