Ocurrió el viernes por la tarde cuando una Toyota Hilux doble cabina, que venía viajando desde la ciudad capital y en sentido hacia la localidad de Pirané por la ruta nacional Nº 81, se encontró de manera sorpresiva con el control policial a unos pocos kilómetros del acceso a Gran Guardia.

Intentó eludir el control policial con una maniobra brusca pero atropelló un patrullero por lo que terminó detenido. Al revisar el vehículo los uniformados entendieron él porque del apuro, llevaba 2.846 bresas de cigarrillos ingresados de manera ilegal desde el Paraguay.

La carga secuestrada fue valuada en $4.500.000 y el conductor puesto a disposición de la Justicia Federal de Formosa. Intervino el personal de la Dirección de Drogas Peligrosas, la Unidad Regional Dos, la Subcomisaría de Gran Guardia y el Destacamento de El Cruce de la Policía de la provincia.