Tras los festejos de su cumpleaños número 21, un joven mecánico de la localidad de Eldorado, fue asaltado por motochorros en el kilómetro 8 de la Capital del Trabajo. Sin mediar palabras, el delincuente le propició un puntazo en el abdomen y luego se fugó del lugar con el celular de la víctima.

El hecho se produjo en inmediaciones a las calles Guimarães y Ñacanguazú en la madrugada del viernes luego de que la víctima terminara de participar de un agasajo por su cumpleaños que fue organizado por compañeros y amigos del taller mecánico en el que trabaja. La víctima fue identificada como Maximiliano Mareco quien se encuentra estable y fuera de peligro.

Tras los festejos su patrón lo llevó hasta la esquina de la casa de sus abuelos donde el joven debió caminar algunos metros en los que decidió sacar su celular. Fue allí, cuando una moto conducida por una chica y un muchacho detuvieron la marcha.

“Mientras yo me detuve un instante para mirar mi celular se acercó una moto con una chica que iba manejando y atrás iba un chico. Ella hizo que miró el motor mientras que el chico bajó. Él vino sin previo aviso y me hincó. Ahí me quedé congelado porque me sorprendió la situación. Hasta allí no sentí nada, pero después vi la sangre”, indicó la víctima en entrevista con El Territorio.

Herido, Mareco caminó algunas cuadras hasta encontrar a un grupo de jóvenes que compartían una reunión en la vereda de una casa, quienes en cuestión de segundos lo asistieron y llamaron a la asistencia médica. Fue trasladado al hospital Samic local, donde los médicos que le dieron dos puntos de sutura en su herida.

“Primero no caí en lo que había pasado. Pero cuando vi que la Policía caratuló el hecho como robo calificado y tentativa de homicidio recién tomé dimensión que estuve a milímetros de la muerte. La verdad que podría llamarse un milagro lo que me pasó”, finalizó.