Ruth Panasiuk es una farmacéutica de San Pedro que encontró en la pandemia de coronavirus la oportunidad de concretar uno de sus sueños y aportar a la comunidad. El pasado 21 de diciembre el Ministerio de Salud Pública de Misiones habilitó su laboratorio magistral y es el primero del municipio.

La farmaceútica elabora ivermectina para tratar a los pacientes de Covid-19 en el municipio de San Pedro. La habilitación del laboratorio magistral fue cuando la curva de contagios por coronavirus aumentó en toda la provincia y San Pedro no fue la excepción. Ella trabaja en la localidad, desde hace un tiempo, con su propia farmacia comercial y es la primera profesional en ofrecer el servicio de elaborar ivermectina acorde a la dosificación que corresponda para cada caso y a un precio acorde.

Cuando decidió seguir la carrera de farmacéutica lo hizo con el objetivo de desempeñarse en el ámbito de los laboratorios, realizó una especialización y comenzó a indagar a fin de conocer las alternativas en el rubro de preparaciones magistrales vigentes en la Argentina. Se unió a la Asociación Civil de Farmacéuticos Formulistas (Formular), un grupo de más de 2.000 profesionales de todo el país y está registrada en la lista de farmacéuticos y los laboratorios habilitados por el Ministerio de Salud Pública,denominada Magistralmente.

Cuando los especialistas encontraron la Ivermectina un potencial inhibidor del virus Sars-Cov-2 y la aprobación de un tratamiento por parte de Ministerio de Salud de Misiones, fue el paso para que seis farmacias de la provincia -cuatro en Posadas, una en Oberá y la restante en San Pedro- desarrollen el fármaco en cápsulas para abastecer a las localidades misioneras. Misiones abastece a los hospitales y Centros de Atención Primaria de la Salud de forma gratuita, ya que la Provincia produce desde hace años en el Laboratorio de Especialidades Medicinales (Lemis) este fármaco.

La venta de Ivermectina se realiza exclusivamente bajo receta médica.

En Misiones somos seis farmacéuticos formuladores que estamos elaborando ivermectina, los médicos que forman parte del Comité de Crisis están en contacto permanente para saber la cantidad de cápsulas a elaborar de acuerdo al número de casos que serán tratados con el fármaco, que no se consigue y acá lo elaboramos con la dosificación indicada para cada paciente y a un precio más bajo”, señaló la profesional. Y aclaró que algunos “vienen sin receta, pero todo medicamento magistral se vende bajo receta, esas recetas son archivadas en un libro que es controlado por el Ministerio de Salud”

La dosificación para el tratamiento autorizado en la provincia, consiste en la administración de 0,6 miligramos por kilo de peso por día durante cinco días. Las marcas comerciales ofrecen tabletas de 6 a 8 comprimidos a 1.050 pesos aproximadamente y la caja para el tratamiento completo ronda en unos 8.000 pesos. En el laboratorio magistral se fabrica cápsulas de menor costo y menos dañinas al sistema digestivo.

El proceso de preparación lleva unas cuatro o cinco horas. La etapa de preparación del laboratorio, esterilización, desinfección, aseo, control de calidad de la materia prima, pesaje, envasado y colocación de la etiqueta es lo que más tiempo requiere.

Las cápsulas son elaboradas en un capsulero que en 40 minutos permite cargar 120 cápsulas.

“Tengo mucho trabajo y me siento muy contenta de ser útil desde mi profesión, me apasiona esto, son muchas más horas pero es satisfactorio ver que el paciente venga y te diga que lo que estoy preparado le ayudó. Nunca me imaginé que esto se me diera en medio de una crisis sanitaria, eso potencia más todo. Es lindo saber que así como yo, muchos colegas están aportando su granito de arena, es un crecimiento profesional que lo vivimos de forma conjunta con los pares y acá estoy a disposición para colaborar”, finalizó Panasiuk.