Un oficial subayudante, un oficial auxiliar y un cabo de la comisaría de Pozo Azul, fueron trasladados al Juzgado de Instrucción 3 de San Vicente para indagatoria. Lo que se investiga ocurrió a las 9.30 del jueves 31 de diciembre cuando dos hombres circulaban en un vehículo por la ruta provincial 20 y divisaron un control policial. Para evitar el control se dirigieron hacia la ruta provincial 17. Se desató una persecución, hasta que la patrulla se puso a la par y los policías les intimidaron a que se detuvieran.

Según la denuncia, uno de los efectivos policiales se bajó y disparó con el arma reglamentaria y les amenazó que si querían contrabandear cigarrillos, primero tenían que haberles pedido permiso a ellos; luego los trasladaron hasta la comisaría y no les hicieron firmar ningún acta. Después de horas los liberaron y les entregaron el vehículo.

En ese contexto habría ocurrido una comunicación con el jefe de la Unidad Regional XII. Así se enteraron de la irregularidad que había ocurrido y de forma inmediata pusieron a los uniformados a disposición de la Justicia.

Los dos hombres radicaron la denuncia y dijeron que sospechaban que los policías habían entregado los cigarrillos a un vendedor de la zona, para su posterior comercialización.