Desde esta jornada, se ha ampliado el cupo de extranjeros permitidos en nuestro país, favoreciendo el paso por los corredores turísticos seguros. Esto, sumado a la conveniencia del tipo cambiario en favor de los brasileños, hace que se produzcan largas colas en algunos de ellos.

Es por esto que en horas de la mañana de esta jornada, en la fronteriza localidad brasileña de Dionisio Cerqueira se formaron más de dos cuadras de fila de vehículos para el ingreso a nuestro país, la mayoría de los ingresos son con fines comerciales teniendo en cuenta las diferencia cambiaria que favorece a brasileños, haciendo compras en Argentina.

Los brasileños llegan a los comercios irigoyenses por productos comestibles en general, también vienen por gas, combustibles, productos de limpieza, prendas de vestir y calzar; más allá de los productos  preferidos de siempre como ser el vino, aceite de oliva, perfumería, cosmética, chocolates y alfajores. Estos productos tales como los vinos, espumantes, carne, combustible y productos de farmacia lideran las compras en los comercios locales.

Frontera segura: dos cuadras de cola para ingresar a Bernardo de Irigoyen.

Fuente: El Territorio