Continúa la problemática en la empresa de transporte de la localidad de Eldorado, a pesar de la aparente tranquilidad que envuelve en las últimas semanas a la empresa ETCE.

Debido a la falta de avances en los planteos que se manifestaron en las medidas de fuerzas que tomaron los trabajadores, la situación continúa complicada y se va agravando con los costos laborales y de mantenimiento de las unidades, lo que repercute en la calidad en la prestación del servicio.

En reiteradas oportunidades, tanto el sector empresarial como el gremial, han expresado que las provincias reciben solamente el 20 %, monto que luego dentro de cada provincia deben volver a dividir entre las empresas, mientras que el AMBA obtiene el 80 %.

Esta problemática se halla dentro de la agenda del Gobierno Provincial que persiste en el pedido a Nación para que sea revisado ese porcentaje y así darle un respiro a las deterioradas empresas del interior del país, fundamentalmente de Misiones, entre ellas ETCE

Sin embargo, en octubre de este año, se prevé un nuevo aumento salarial, por lo que aumenta la incertidumbre en la patronal sobre cómo se va a afrontar ese mayor monto de dinero a destinar al pago del sueldo como de los aportes patronales.

Una de las maneras sería lograr una actualización del valor del pasaje, que está planchado desde 2019, y por el cual se han iniciado reuniones con el Concejo Deliberante allá por el mes de junio, pero que todavía no se ha logrado llegar a un acuerdo.

Eldorado: ETCE sigue en crisis aguardando una actualización de las tarifas

Germán Tiemesmann, gerente de la empresa, había comentado en su momento que “más de 3000 personas viajan con algún tipo de beneficios o reducción en el valor de pasajes en el municipio. Son casi 1600 los que cuentan con su carnet de discapacidad, 1200/1300 personas jubiladas y casi 200 carnets que son para instituciones intermedias, como la policía, gendarmería, personal municipal”.

Desde el gremio UTA Delegación Eldorado hubo también medidas que consistieron en cese de actividades para exigir el pago de los sueldos y que la empresa no podía afrontar porque no tenía los recursos, logrando sortear con muchas dificultades esas complicaciones.

Con el aumento salarial que se avecina, que es del 12,5%, esa situación podría llegar a darse nuevamente ya que, como se mencionó nada ha cambiado.

Es probablemente una adecuación del valor del boleto único (a la fecha se deben cortar prácticamente 4 boletos para comprar un litro de combustible).

Una opción para no afectar tanto el bolsillo de los usuarios es que “desde parte del Concejo quieren marcar aún más la brecha que existe entre las personas que viajan con el boleto electrónico y las que no”, había dicho Tiemesmann.

Fuente: Norte Misionero