La víctima fue identificada como Miguel Ángel Avellaneda, de 45 años y su cuerpo fue reconocido por el padrastro.


El cuerpo del hombre hallado por un pedestre el día de ayer en un pinar de Colonia Mado, tenía heridas punzo cortantes, un golpe en la cabeza y estaba incinerado. La víctima fue identificada como Miguel Ángel Avellaneda, de 45 años y su cuerpo fue reconocido por el padrastro. Hasta el momento no hay sospechosos ni detenidos.

Al momento de encontrar el cuerpo, había restos de ramas de pino quemado sobre su espalda y a un metro de la cabeza los uniformados hallaron e incautaron un cuchillo con una hoja de unos 16 centímetros de largo. Debajo del fallecido se halló una riñonera semiquemada con un DNI.

El médico de la policia diagnosticó que estaba calcinado en la mitad superior desde la región del hombro izquierdo, y presentaba entre 16 a 18 heridas punzo cortantes. “En región occipital derecha presenta tres lesiones contusas cortantes compatibles con arma blanca de 7 centímetros. Fractura y hundimiento de cráneo. Y otra lesión cortante de unos 10 centímetros en dorso del pie derecho”. Habría muerto entre 24 a 48 horas antes de ser encontrado y el magistrado que interviene en la causa solicitó autopsia.




Comentarios