Trabajan los operarios, vecinos y otros voluntarios, que hasta donaron madera para equipar las instalaciones del exhospital que se usarán en caso de emergencia.


Además de habilitar las viejas instalaciones del exhospital de Montecarlo, empleados del municipio del norte misionero comenzaron a fabricar camas en sus talleres.

Las instalaciones pertenecen a la Municipalidad de Monte Carlo y la fabricación está a cargo de personal municipal, voluntarios, empresarios y vecinos que donaron madera.

Los vecinos de la ciudad tomaron conciencia de la importancia de contar con una alternativa sanitaria y de alojamiento de producirse un brote de coronavirus.

“Estamos tomando todas las precauciones que podamos para hacerle frente al Coronavirus. Ya comenzamos reacondicionando el exhospital, en caso de que fuera necesario utilizarlo, y ahora estamos fabricando las camas para equipar, o por si se necesitan en otro lugar”, comentó el Intendente Jorge Lovato.




Comentarios