Por la alta inflación, el Banco Central aumentó 550 puntos la tasa de política monetaria hasta el 75% anual

El Banco Central podría elevar la Tasa de Interés anual. 
Foto Federico Lopez Claro
El Banco Central podría elevar la Tasa de Interés anual. Foto Federico Lopez Claro

La suba del 7% del IPC en agosto gatilló la octava suba de tasas de interés en lo que va de 2022. La autoridad monetaria también evalúa más restricciones sobre el dólar tarjeta.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) decidió subir 550 puntos básicos la tasa de política monetaria, que pasará de 69,5% a 75% anual e impactara desde este viernes en la remuneración de los depósitos a plazo fijo, las tasas de interés para créditos y otros costos de financiamiento en pesos.

El ministro de Economía, Sergio Massa, en un reciente encuentro con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.
El ministro de Economía, Sergio Massa, en un reciente encuentro con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.

El objetivo de la medida, explicó el Central, es normalizar la estructura de tasas de interés activas y pasivas de la economía para acercarlas a un terreno positivo en términos reales, que ayude a frenar la inercia de precios y a consolidar la estabilidad financiera, cambiaria y la acumulación de reservas internacionales alcanzada en las últimas semanas.

La autoridad monetaria ya subió en lo que va del año siete veces la tasa de política monetaria (de referencia para todo el mercado).

La tasa efectiva anual (TEA) es un indicador expresado en porcentaje que muestra el costo real o rendimiento efectivo de un producto financiero, como por ejemplo, un plazo fijo colocado en pesos.

La medida tomada por el directorio del Banco Central que preside Miguel Pesce, secundado por Sergio Adrián Woyecheszen (vicepresidente) y Lisandro Cleri (vicepresidente segundo), llevó la tasa nominal anual al 74,5% y empujó la TEA en torno al 110,2%, un récord para la gestión de Alberto Fernández en el Gobierno nacional, que .sigue estando por debajo de la inflación si se anualiza el dato del 7% de agosto

La marca histórica más alta de la tasa de política monetaria en los últimos 30 años la marcó la administración de Mauricio Macri cuando el 10 de septiembre de 2019 el entonces presidente de Banco Central, Luis Caputo, posicionó la tasa nominal anual en el 85,99%.

El ex presidente Mauricio Macri, rodeado por el entonces ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y Luis Caputo, quien por entonces era ministro de Finanzas.
El ex presidente Mauricio Macri, rodeado por el entonces ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y Luis Caputo, quien por entonces era ministro de Finanzas.

Esa reacción de Caputo había sido también ante un rebrote inflacionario y en medio de una fuerte corrida contra el peso que se inició el 12 de agosto de ese año, el primer día hábil posterior a las elecciones primarias presidenciales en las que se impuso el kirchnerismo.

Tanto en aquel momento como ahora, el FMI le exige al Poder Ejecutivo y al Banco Central que posicionen la tasa de interés en positiva en términos reales para evitar una corrida contra el peso, ante un cuadro grave de escasez de reservas internacionales netas.

Si bien en el Gobierno estima que la inflación comenzará un descenso cuando impacten las medidas fiscales que está impulsando Sergio Massa, hasta aquí la suba de precios no ha aflojado: en lo que va del año, el acumulado es de 56,4% y en los últimos doce meses ya llega al 78,5%.

A fines de agosto de 2022, los bancos y consultoras que participan de la encuesta del Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del Central proyectaron que la inflación minorista para el 2022 se ubicará en 95%.

Pero las diez consultoras y bancos que más vienen acertando en sus pronósticos dijeron que esperan en promedio una inflación de 99,4% para 2022; con 84,1% para 2023; y 63,1% para 2024.

Los plazos fijos tendrán un rendimiento de casi el 100% anual.
Los plazos fijos tendrán un rendimiento de casi el 100% anual.

Por otro lado, el directorio del Banco Central podría avanzar en las próximas horas en una nueva tanda de restricciones sobre el denominado “dólar tarjeta”, ante lo que se espera sea un crecimiento de la demanda de divisas para el Mundial de Fútbol de Qatar y las vacaciones de verano en el hemisferio sur.

Trascendidos del mercado financiero y bursátil no confirmados por el Gobierno ni el Banco Central indicaban que la decisión podría estar en elevar el llamado Impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria (PAIS) del 30% al 45%.

Si eso ocurriera, el valor real del dólar para quienes decidan viajar al exterior pasaría de 262 a 295 pesos, aproximadamente, llegando a 300 pesos para fin de año por la devaluación por goteo del peso que mantiene el Banco Central.

Entre enero y julio, la demanda de divisas para cubrir los gastos con tarjetas en el exterior demandó al Banco Central unos 1.842 millones de dólares, un 30% más que los 1.409 millones del mismo período del año pasado.

Temas Relacionados