La inflación volvió a devorarse el poder adquisitivo de los argentinos y con ello cada día se necesitan cada vez más pesos para comprar un puñado de dólares, la única moneda en la que los argentinos confían para ahorrar. El peso argentino es el más devaluado de toda América Latina.

///Mirá también: Dólar blue hoy: volvió a subir y rozó los 200 pesos, un récord histórico

El billete de $ 1.000 pesos hoy equivale a U$S 5,07 dólares según la cotización libre de $ 197 pesos. De esta manera, el billete del hornero se convirtió en el billete de menor valor en dólares de todo América Latina en comparación con los de mayor denominación de cada país.

Sigue subiendo el precio del dólar paralelo.

El hornero tiene incluso peor que el billete de más alta denominación en Haití; ya que los 1.000 gourdes equivalen a U$S 9,90 dólares. Después de atravesar la pandemia, un terremoto y un huracán que arrasó su capital, Puerto Príncipe, los haitianos tendrán este año, según el FMI, una inflación del 15%, la tercera parte de lo que esperan los analistas locales para la Argentina.

La otra cara de la moneda se encuentra en Perú, México y Uruguay. En estos países el billete de mayor valor tiene la equivalencia en dólares más alta de Latinoamérica. En Perú, el billete de 200 soles equivale a U$S 50,09; en México, el billete de $ 1000 pesos mexicanos se cambia a U$S 49,49 y los uruguayos puede comprar U$S 45,73 con el billete de $ 1.000 pesos uruguayos.

Le siguen el billete de 200 bolivianos que equivale a U$S 28,98, el de $100.000 pesos chilenos a U$S 24,80 y el de $100.000 guaraníes de Paraguay a U$D 14,49.

El caso de Brasil y Venezuela

En el país más grande de Latinoamérica tiene el billete de 200 reales como el de máxima denominación y equivale a U$S 35,93. Este billete fue lanzado en 2020 empujado por las urgencias de la pandemia y reemplazó al de 100. Cabe destacar que el nuevo billete fue lanzado por temor a una crisis y por ello los brasileros decidieron ahorrar en su moneda local y en efectivo. Esto explica una de las causas de la decisión del Banco Central de Brasil en septiembre del año pasado.

Todos los países, incluido Venezuela, compran con su billete de denominación más alta más dólares que el billete de $ 1.000 pesos argentinos.

Otro caso particular es el de Venezuela. En el país que gobierna Nicolás Maduro y que está sumido en una crisis institucional, política, económica y social muy grande, hay una inflación enorme que en 2020 llegó al 2.959% y en los primeros nueve meses de 2021 fue del 531%.

Sin embargo, el 1ro de octubre se le quitó seis ceros a su moneda. Su billete de mayor denominación ahora es de 100 bolívares, hasta septiembre fue de 100.000.000 de bolívares. Con esta nueva moneda el billete de máxima denominación compra U$S 23,43, pero es difícil determinar hasta cuando se mantendrá este valor ya que la inflación no cede en ese país.