HISTORIAS DE VIDA

Nicole Dhers, una historia de superación y entrega deportiva

por Jimena D´Annunzio

A sus 17 años, Nicole está terminando el colegio y ya logró convertirse en una de las promesas nacionales del tenis adaptado. Dueña de una gran disciplina deportiva Nicole tiene un objetivo en claro: llegar a los Juegos Paralímpicos de París 2024. 

Desde que descubrió su pasión por el tenis a los seis años, Nicole Dhers no dejó de romper barreras. Cada mañana se levanta a las 6 am, cursa el último año de colegio y después se dedica a entrenar para lograr cumplir su gran sueño: llegar a los juegos paralímpicos de París en 2024.

Nicole tiene 17 años y nunca pudo caminar porque nació con un defecto congénito en la columna vertebral; pero fue eso mismo lo que la convirtió en una de las promesas nacionales del tenis adaptado.

Nicole comenzó a jugar al tenis a los seis años y fue su papá, Martín, quien la llevó a descubrir ese deporte.

“Mi papá es profesor de tenis y fue el quien me llevó a los seis años por primera vez a una cancha de tenis. Al principio no me convencía la idea, pero cuando vi que había otros chicos a los que les pasaba lo mismo que a mí, me gustó más”, le contó Nicole a ViaDocumentos. Sobre ese primer día en una cancha Nicole recordó que lo que más la sorprendió fue ver que para jugar necesitaba una silla de ruedas distinta a la que hasta ese momento conocía y sintió por ello un gran entusiasmo y empatía.

Su carrera como tenista se vio, en ese momento, interrumpida por algunas intervenciones quirúrgicas a las que tuvo que someterse y durante esos momentos buscó refugio en el arte: “En ese momento estudie teatro y comedia musical, entre otras disciplinas artísticas, hasta que pude volver al tenis”, contó.

Nicole entrena de lunes a viernes en Vicente López y sueña con llegar a los Juegos Paralímpicos de París 2024.

Todos los mediodías Nicole sale del colegio y empieza su entrenamiento. “Mi colegio es de doble jornada pero voy a cursar solo a la mañana para poder entrenar. Inglés lo rindo desde casa, con ejercicios y exámenes que me mandan mis profesores”, contó. Después todo es entrenamiento: un buen rato de gimnasio más rutinas de práctica en cancha. “Suelo entrenar hasta las 5 de la tarde y después vuelvo a casa a hacer trabajos del colegio, estudiar o descansar”, agregó “Nikky”, como la llaman su familia y amigos.

Las rutinas de entrenamiento de Nicole son de alta exigencia y las repite de lunes a viernes.

Un sueño en París

El tenis es un deporte en donde el ranking importa y lleva a los deportistas a los lugares y competencias que más anhelan. El sueño de Nicole es formar parte de los juegos paralímpicos de París 2024. “Los más cercanos son en Tokyo, que se van a realizar en 2020, pero mi objetivo está puesto en París”. Para conseguirlo tendrá que entrar al ranking de las 30 mejores del mundo y este año dará grandes pasos para lograrlo.

Durante 2019, Nicole viajará a Chile, hará dos giras por Europa y participará de los torneos parapanamericanos de Lima.

“Este año va a ser la primera vez que voy a viajar a tantos torneos. Dentro de pocos días me voy a Chile. Después arranco una gira por Europa que empieza por Israel. En julio voy a una gira por Austria y Bélgica y planeo terminar en los parapanamericanos de Lima 2019

Los Juegos Parapanamericanos Lima 2019 albergarán a 1890 Para atletas de 33 países, que participarán en 17 deportes y 18 disciplinas. Las competencias se realizarán entre el 23 de agosto y el 1 de septiembre del 2019. Y Nicole dirá presente.

“Todavía no sé cómo voy a ordenarme con el colegio porque nunca me fui tantas semanas seguidas, pero seguro que rendiré las materias a distancia mientras esté afuera”, contó.

Voluntad y entrenamiento, las claves que llevaron a Nicole a ser una de las promesas del tenis adaptado.

Es que Nicole es, además de una deportista, una adolescente que cursa su último año de colegio. “Mis amigos y compañeros son un gran apoyo. Yo siempre digo que son mis seguidores, porque me acompañan en todo lo que pueden. A ellos les gustaría muchas veces que yo tenga más tiempo libre para poder estar en todos los eventos, como cumpleaños o salidas, pero muchas veces no puedo. Pero a pesar de eso, me bancan en todas”.

Y la respuesta de Nicole es dedicarles sus fines de semana: “trato de entrenar de lunes a viernes y los fines de semana descansar, salir con amigos, a veces ir al boliche, cumpleaños y dedicarles tiempo a ellos y a mi familia”.

Cuando termine el colegio, además de seguir compitiendo, Nicole quiere estudiar Relaciones Internacionales o Comercio Exterior a distancia. Tiene un camino claro y con objetivo concretos, que no tendrán otras barreras que las que impongan las circunstancias, el destino y su voluntad.