Boca agitó el mercado con contrataciones estelares. Luego de un año con operaciones que no tuvieron tanto impacto, el club aseguró la llegada de Nicolás Figal y de Pol Fernández. Además, Luciano Acosta quiere volver.

El Xeneize se movió por varios sectores de la red mundial de transferencias. Mientras espera el duelo decisivo contra San Lorenzo por el Hexagonal de La Plata, tendrá la firma de dos nuevos refuerzos.

Figal destrabó su situación con la MLS. Luego de que Boca pagara 2.6 millones de dólares por el 100% de su pase, la liga estadounidense aprobó la operación y el defensor ya superó la revisión médica. Firmará contrato por tres años.

Nicolás Figal superó la revisión médica y es nuevo refuerzo de Boca: firmará por tres años.

“Estoy muy feliz de poder vestir esta camiseta. Estaba muy ansioso, quería que llegue el momento. Al equipo lo veo bien, hay grandísimos jugadores. Ojalá este año podamos lograr muchas cosas, quiero ganar muchos títulos con esta camiseta”, confesó el ex Independiente a la radio Mundo Boca.

Pol Fernández llega y firma

El volante de 30 años también pondrá su gancho este lunes. El club quiere presentarlo junto con Figal.

Boca pagó dos millones de dólares por su pase y, del mismo modo que el defensor, firmará un vínculo por tres años.

De esta manera, se suman a Darío Benedetto como los refuerzos confirmados del plantel para el 2022.

El deseo de Luciano Acosta

El volante creativo juega en el Cincinnati FC de la MLS. A sus 27 años, tiene claro cuál es su objetivo.

Luciano Acosta desea volver a Boca "ya mismo". Foto: TyC Sports

“Cada mercado de pases digo que quiero volver a Boca, más en este momento, quiero ayudar a Boca. Es el club que amo, del que soy hincha, quiero volver ya”, dijo en La Oral Deportiva.

Además, Acosta aclaró que no le interesa lo económico y que espera con ansias un llamado del Consejo de Fútbol. “Tengo la ilusión de que me llamen de Boca, estoy pendiente al teléfono en todo momento. Riquelme es uno de mis ídolos, sería un honor que me llame. Lo económico no es un problema para volver a Boca, se arregla. Mi ilusión es ganar la Libertadores”, sentenció.