Julián Álvarez es sinónimo de gol. Y River no podía terminar su noche en el Monumental sin su aparición. Marcó el 2-0 ante Racing, para ir pensando en los festejos por la Liga Profesional.

El joven de 21 años marcó goles de todos los colores en el campeonato. En esta ocasión, a los dos minutos del segundo tiempo, fue bien de goleador.

Bien posicionado, rápido en su reacción y preciso en su definición. Álvarez agarró un rebote tras una jugada de Agustín Palavecino y no le dio oportunidad a Gabriel Arias.

Julián había iniciado el ataque y Braian Romero estuvo cerca de su tanto. El travesaño y la fortuna no lo quiso así. River siguió ahogando a Racing y, con una nueva pelota suelta, Álvarez le dio el 2-0 y una mayor comodidad al “Millonario” de cara al título.